Dueños de bares se niegan a cerrar, pese a la emergencia sanitaria

Dueños de bares se niegan a cerrar, pese a la emergencia sanitaria

Comparte con tus amigos










Submit

ACAPULCO.- A pesar de la emergencia sanitaria por el COVID-19, algunos bares ubicados sobre la franja turística se niegan a cerrar, afirmó el director de Reglamentos y Espectáculos, Julián Nicio López.

Argumentó que del lunes a la fecha han sido notificados más de 600 negocios de los mil 600 que funcionan bajo la modalidad de gimnasios, bares, discotecas, centros nocturnos, salones de fiesta, billares y casinos.

“En bares y cantinas se han puesto un poco renuentes. Lo que están exigiendo es que les digamos de qué manera se les apoyará durante el tiempo que dure la contingencia”, señaló.

Dijo que en Acapulco se tiene un registro de 580 bares que deben bajar sus cortinas y abrir hasta nuevo aviso, para evitar un incremento en el número de contagiados del coronavirus.

El funcionario municipal afirmó que no habrá tolerancia para ningún establecimiento, y de no acatarse las medidas de prevención del Ayuntamiento, se verán en la necesidad de clausurar los negocios.

“Esto no aplica para los restaurantes, farmacias, laboratorios, supermercados y el transporte público”, manifestó. Finalmente, externó que los establecimientos que permanecerán abiertos tienen que cumplir con las estrictas medidas de higiene y reducir el número de consumidores.

Comparte con tus amigos










Submit