Economía en la pandemia

Economía en la pandemia

Comparte con tus amigos










Submit

Muchos creyeron que lo de la pandemia era un invento más del gobierno. Otros, los más optimistas, calculaban que ya para mayo sería grandioso salir a festejar. Desde la SEP auguraban clausurar el ciclo escolar sin contratiempos.

Todas las apuestas fallaron. Y en la entidad no hemos podido mejorar los indicadores que nos aproximen al semáforo verde. Aunque muchos actúan y presionan como si ya estuviéramos en tal.

La realidad supera cualquier visión optimista. En época electoral. ¡Vaya calamidad!

 

En muchas regiones del país ya regresaron a la nueva normalidad; la industria manufacturera que paró, ya está en marcha.

 

Pero, justo el sector turístico ha sido el más afectado. En todos los sentidos. Por eso la presión, es un sector que se asfixia, seis meses es mucho tiempo.

 

Por lo que el gobierno debe actuar. Incentivar el sector turístico debe ser tarea prioritaria. Porque si este sector colapsa, la economía de la entidad en el mediano plazo tendrá dificultades independientemente de que la recuperación económica va para largo, las visiones más optimistas señalan dos o tres años.

 

Fallaron los cálculos. La curva se aplanó, pero los contagios se mantienen, lo mismo que los decesos. Aprender a vivir con la pandemia, parece ser la respuesta más creíble en medio de la zozobra.

 

Entonces, qué caso tiene, mantener cerrados los espacios que con las medidas pertinentes podrían abrirse. Lugares de recreación que beneficiarían a los pobladores.

No basta con implementar una semaforización homogénea en un territorio con disparidades económicas y sociales.

 

Seis meses han sido suficientes para aprender a cuidarnos, ya hay suficiente información sobre los factores de riesgo asociados al contagio, por lo que en ese tenor se deben abrir gradualmente los comercios formales.

 

Hoy más que nunca urge esa simbiosis empresarios-gobierno para que sean los ciudadanos los beneficiados en el corto plazo.

 

No se debe sacrificar a sectores para beneficiar a otros. Si bien la semaforización es un mecanismo de control y de información, no debería ser el único mecanismo para la toma de decisiones en materia económica.

 

Llevamos medio año y ya comienza la desesperación y la incomodidad en amplios sectores de la población que se ha visto afectada por el cierre de sus pequeños negocios.

 

Comparte con tus amigos










Submit