El Ejército seguirá en las calles

El Ejército seguirá en las calles

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver… Los invitados llegaron puntuales a la cita en un lujoso hotel sobre la avenida Reforma en Ciudad de México. La convocatoria fue marcada para las 16:00 horas de este miércoles, aunque el evento empezó casi dos horas después.

Al lugar arribaron Olga Sánchez Cordero, Ricardo Monreal, Mario Delgado, Martí Batres, Porfirio Muñoz Ledo, Marcelo Ebrard, Esteban Moctezuma, Javier Jiménez Espriú, Alfonso Romo, Carlos Manuel Urzúa, entre otros personajes, políticos y próximos funcionarios que integrarán la nueva burbuja del poder. Cuando nadie lo esperaba, llegó José María Riobóo, el contratista favorito del ahora presidente electo.

El salón estaba a reventar, como en el viejo priismo. Había expectación por conocer el contenido del Programa Nacional de Seguridad 2018-2024.

Cerca de las 18:00 horas, por fin aparece en el escenario Andrés Manuel López Obrador, acompañado por Alfonso Durazo, próximo secretario de Seguridad; General Luis Sandoval, propuesto para secretario de la Defensa Nacional, y Almirante Rafael Ojeda, próximo titular de Marina. Ahí, un grupo de legisladoras de Morena se dieron cita en el amplio salón al grito “es un honor estar con Obrador” y cantaron las mañanitas con motivo de los 65 años del presidente electo… como si le hiciera falta.

AMLO, sin despeinarse, fue al grano: “me da mucha tranquilidad, así lo digo, que tengamos la colaboración del General Luis Sandoval. Si vamos a dar un giro gradual, poco a poco, el Ejército que no solamente siga atendiendo con la defensa nacional, sino que nos ayude también de manera legal a la seguridad interior y pública. Para eso es necesario un dirigente, un líder en el Ejército; por eso se decidió por el General Sandoval. Es un hombre honesto, incorruptible”.

Y sí, atrás quedaron todas las promesas de regresar a la tropa a sus cuarteles.

Andrés Manuel, durante su eterna campaña, había dicho que hay que retirar gradualmente al Ejército de las calles.

Hoy, al poner los pies sobre la realidad, no le quedó de otra que colocarse la chamarra verde olivo. 

Alfonso Durazo previamente desglosó cada uno de los puntos de la nueva estrategia de seguridad.

Apuntó: “tendremos un Estado que no solo persiga el crimen, sino que también garantice el derecho a la vida, el acceso a la justicia, la protección de los derechos humanos y el fin de la impunidad y el castigo a la corrupción con una nueva ética de la vida pública, una Guardia Nacional, como un nuevo cuerpo de élite con 50 mil integrantes que vendrán del Ejército, la Marina y la Policía Federal”.

A su vez, el General Luis Sandoval precisó: “en el sistema Ejecutivo militar se estructurará la ruta profesional paran formar los cuadros de dicha fuerza. El gobierno federal presupuestará y programará el reclutamiento de la Guardia Nacional teniendo como base la infraestructura del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada de México”.

Empero, ante la falta de un marco jurídico adecuado, el diputado Mario Delgado, coordinador de la banca de Morena, hoy mayoría en el Congreso de la Unión, adelantó que en breve modificarían la Constitución Política.

“Ante la crisis de violencia e inseguridad, el Estado no puede asegurar el cumplimiento de la legalidad ni reconstruir la paz sin la actuación de los institutos armados”.

Ahí está pues otra de las promesas incumplidas de campaña. En fin, en fin.

Comparte con tus amigos










Submit