El 20/20

El 20/20

Comparte con tus amigos










Submit

AMN.- Nunca antes en la historia la política norteamericana había sido tan errática y confusa hacia dentro y hacia fuera, como hoy. Donald Trump, la bestia trumpiana, ha llevado a los Estados Unidos a una total incertidumbre y a una crisis política histórica.

La demente, pero más que nada racista medida de cancelar el DACA que en el 2012 puso en marcha el entonces presidente Barack Obama para favorecer a niños y jóvenes latinoamericanos y evitar que fuesen deportados “puesto que no habían cometido ningún delito”, exhibe a la bestia trumpiana como un odiador de las acciones presidenciales en contra del primer presidente negro de los Estados Unidos; y en segundo lugar se trata de una medida xenofóbica, inhumana e irreflexiva de un lunático que odia a todas las razas que no sean de color blanco.

Sí, la bestia trumpiana actúa como lo que es… una bestia que jamás va a reconocer las aportaciones que en lo económico, cultural, ciéntifico, y demás que han aportado los latinos y los migrantes de todo el mundo, que han conformado a esa sociedad norteamericana en el imperio más poderoso del mundo.

Donald Trump utilizaría al fiscal norteamericano Jeff Sessions para anunciar su racista medida puesto que él ni siquiera tuvo los pantalones de a hacerlo públicamente, a sabiendas de que se le vendría el mundo encima.

A raíz de esta y otras dementes posturas de la bestia trumpiana, no pocos analistas y observadores internacionales han sugerido que Donald Trump sea sometido a un minucioso análisis psiquiátrico, puesto que juzgan que mentalmente no está apto para conducir los destinos del imperio de las barras y las estrellas. Pero demás, y como parte de esa abismal crisis política que impera en Gringolandia, el futurismo político rumbo al 20/20 ya está desatado, y tanto republicanos como demócratas ya zopilotean sobre la Casa Blanca. La misma demócrata, Hillary Clinton, ha adelantado que buscará nuevamente la presidencia de los Estados Unidos, y en la Cámara de Representantes hay cuando menos otros dos o tres tiradores, igual que entre los republicanos, que no descartan que Donald Trump se vaya pronto a su casa porque su racismo se ha convertido en un peligro para Estados Unidos y el mundo.

Sí, Donald Trump le está echando gasolina al país y lo está incendiando. La gente con sano juicio en Norteamérica debe detener a la bestia trumpiana que a su paso dejará muertos, heridos y desaparecidos.

Trump está golpeando a republicanos y demócratas por igual; está haciendo todo lo posible para que su partido, el republicano, considerado por pensadores y filósofos como ‘la organización política más criminal y nefasta que jamás haya existido en la tierra’, sea echado de la Casa Blanca y que los demócratas vuelvan a ser la mayoría en el gran poder de Estados Unidos.

Con el DACA, la bestia trumpiana continúa cavando su tumba política. Más de 15 estados de la unión americana, han demandado a su aberrante y demente gobierno ante las cortes estadounidenses.

El lunático magnate ha justificado así su demente decisión para echar de Estados Unidos a más de 750 mil jóvenes, que ya son pilares en la economía norteamericana, de los cuales más de 600 mil son mexicanos, aduciendo que con esta medida se justifica la controvertida decisión para terminar el irrespeto al proceso legislativo del gobierno pasado, por ser considerado como un ‘ejercicio inconstitucional de autoridad por parte del poder ejecutivo’.

Así que serán las cortes norteamericanas las que dirán la última palabra para corregir la racista metida de pata de Donald Trump, quien una vez más les echó la pelotita a congresistas, porque él no tuvo las cosas de varón para justificar tan inhumana medida en contra de nuestros connacionales.

La pregunta es, ¿cuánto le da usted de vida a la bestia trumpiana en la Casa Blanca cuando su nefasta política ya desató las el futurismo político para el 20/20?

Comparte con tus amigos










Submit