El COVID-19 es una realidad, no un juego, advierte gobernador

El COVID-19 es una realidad, no un juego, advierte gobernador

Comparte con tus amigos










Submit

La emergencia sanitaria aún no ha terminado y todos los guerrerenses debemos contribuir para salir adelante, recordó el mandatario estatal


Acapulco.- Tras reiterar su reconocimiento a todos los trabajadores del sector salud frente a la pandemia de COVID-19, el gobernador Héctor Astudillo Flores insistió en su llamado a la colaboración de la ciudadanía para cuidar que Guerrero permanezca en color naranja dentro del semáforo epidemiológico a fin de seguir la reactivación económica.

“Sí es importante que abran los negocios, pero también es importante cuidar la vida; la prioridad número uno es cuidar la vida de los guerrerrenses”, expresó el mandatario estatal, quien también anunció que el hospital de la 35 Zona Militar ya habilitó 10 camas más para terapia intensiva en Chilpancingo.

Héctor Astudillo lamentó la pérdida de vidas que ha dejado el virus en Guerrero, pero dijo que se debe aprender la lección y no deben pasar en vano, por lo que insistió en su llamado a seguir con la sana distancia, el uso de cubrebocas y la aplicación de gel antibacterial. “Hay que tener claro que esta es una realidad, no es un juego, no es una mentira. Cada quien tiene que poner su parte para que todos podamos cuidarnos más y que Guerrero pueda salir adelante”, enfatizó.

Por último, Astudillo Flores recordó que los contagios siguen y la pandemia aún no ha terminado. Aseguró que el coronavirus es un tema de vida.

CIFRAS DE LA PANDEMIA

Por otra parte, durante la presentación del informe sobre la evolución de la pandemia, el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, expuso un registro de seis mil 698 casos positivos acumulados en 77 municipios y mil 25 defunciones. Precisó que hubo 225 nuevos en comparación con los 277 del día anterior.

De los 225 contagios, en Acapulco hubo 184 y Chilpancingo reportó ocho, municipios que concentran el mayor número: el puerto contabiliza tres mil 935 y 543 decesos; la capital, 681 y 100. Respecto a la hospitalización, 134 de los 290 se encuentran estables, 91 se reportan graves y 65 permanecen intubados.

Sobre la ocupación de camas para atender casos de COVID-19, ha bajado al 39 por ciento. En otro tema, Carlos de la Peña indicó que ya inició la estrategia de control larvario, nebulización espacial y rociado intradomiciliario para evitar casos de dengue. La campaña comenzó el 1 de julio y concluirá el próximo 31 de diciembre.

 

Comparte con tus amigos










Submit