El esclavista Cristóbal Colón

El esclavista Cristóbal Colón

Comparte con tus amigos










Submit

¡Tierra a la vista… tierra a la vista! Ese fue el doble grito del vigía, Rodrigo de Triana, en el amanecer del 12 de octubre de 1492, al ver el vuelo de las gaviotas y una playa de lo que hoy es Las Bahamas.

Se cumplían 73 días de que Crisóforo Colombo Fontana Rosa salió de Puerto de Palos, en Lisboa, para dirigirse, según él, a algún punto desconocido de Las Indias y lo que encontró fue un Nuevo Continente y de esa expedición se deriva es descubrimiento de un Nuevo Continente que, a partir de 1507 se llamaría América, aunque más tarde, los gringos se apoderarían del gentilicio de nuestro continente.

La expedición, patrocinada por los reyes de castilla, Isabel la Católica y Fernando de Aragón, estaba a punto de naufragar, pues Colón enfrentaba ya una sublevación dentro de la carabela “La Niña”, encabezada por los hermanos Pinzón, que después se harían toda una celebridad en el estado de Yucatán.

En las memorias de la navegación, Colombo Fontana Rosa decía haber navegado 30 mil millones de km, creyendo que era lo que medía la circunferencia de la Tierra, que en realidad mide 40 mil 75 millones de km.

Pero, ¿fue en realidad Cristóbal Colón el gran descubridor de América? No, antes que él, los pueblos indígenas habían estado viviendo allí durante siglos cuando llegó en 1492, y Leif Eriksson y los vikingos ya habían estado allí cinco siglos antes y 14 mil años atrás, habían cruzado por el Estrecho de Bering diversos exploradores europeos.

Cuando Colón regresó a España fue recibido con bombo y platillo por los reyes y en ese momento el papa español Alejandro VI, decretó en una bula que una parte del Océano Atlántico pertenecía a España y la otra parte a Portugal, que ya también había estado en costas del Nuevo Mundo. Sí, el Vaticano repartió los mares entre aquellas potencias europeas. De no haber contado con el patrocinio de los monarcas españoles y del Vaticano, Cristóbal Colón jamás habría pasado a la historia como el descubridor del Nuevo Mundo.

Desde entonces, Cristóbal Colón es motivo de encendidas polémicas en el Continente Americano, primordialmente en México y Estados Unidos.

¿La razón? Mire usted, en su segunda expedición al Nuevo Mundo en 1493, Cristóbal Colón encontró un negocio altamente lucrativo. A bordo de cuatro carabelas llevó a Sevilla, España, 550 esclavos indígenas y los vendió a los fufurufos al precio que le dio la gana, a grado tal de que el papa Alejandro VI condenaría ese hecho que marcaría para toda su vida a Cristóbal Colón como el primer esclavista de América. Después de ese vergonzoso y triste episodio, los europeos que buscaban colonizar con hombres blancos el continente americano trajeron esclavos africanos al oeste.

En México, cada 12 de diciembre que se conmemora el Día de la Raza Indígena, Cristóbal Colón es blanco de furibundas andanadas de los defensores de la raza indígena y hasta el monumento en su honor en Paseo de la Reforma, sería desterrado para poner ahí una figura indígena, sin embargo, el navegante italiano sigue ganando victorias después de muerto y todo indica que su estatua regresa a Paseo de la Reforma después de una sorda defensa de la estirpe española.

Así las cosas, ¿nuestro nunca bien ponderado Cristóbal Colón es un descubridor o un esclavista de indios de América?…

Comparte con tus amigos










Submit