El extraño encanto de Trump para los latinos

El extraño encanto de Trump para los latinos

Comparte con tus amigos










Submit

México.- Una de las bases más importantes del discurso político del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para tratar de cohesionar a sus simpatizantes y procurar mantener la intención de voto inclinada a su favor ha sido el insulto a los mexicanos, a las mujeres, a los parapléjicos, entre otros, pero entre los más lastimados está la comunidad hispana en la Unión Americana, especialmente los indocumentados.

De ahí que para muchos observadores, un dato difícil de entender es el porcentaje de ciudadanos estadounidenses de origen latino que votó por Trump para presidente en 2016: alrededor de 29%, uno que podría repetir este año.

No sólo sufragan por él; grupos reunidos como Latinos for Trump en diversas ciudades de Estados Unidos dieron a conocer recientemente que tienen un plan y una estrategia para tratar de atraer alrededor de 32 millones de simpatizantes hispanos, los que estiman serán elegibles para votar para la campaña presidencial de 2020 a la que aspira el mandatario estadounidense.

“Una de las nuevas fuentes de votos para traer al Partido Republicano son los jóvenes que cumplieron su mayoría de edad para sufragar, y entre ellos hay un nutriente número de origen latino”, dio a conocer el prestigiado Centro de Investigaciones Pew, según el cual se prevé que los latinos representen 13.3% del electorado este año.

Uno de los acontecimientos más recientes que impactó a las sociedades estadounidense y mexicana fue el tiroteo del pasado 3 de agosto en un Walmart de El Paso, Texas.

Patrick Wood Crusius, de 21 años, mató a 22 personas, incluyendo ocho mexicanos, e hirió a 24. El asesino declaró a las autoridades que su objetivo era, precisamente, matar mexicanos, a quienes acusó de estar “invadiendo” Estados Unidos.

Para muchos especialistas y estudiosos de este tipo de acontecimientos, la acción de Crusius se inspiró, entre otras cosas, en los discursos antimexicanos que se escuchan en Estados Unidos desde la llegada de Trump a la presidencia de su país.

Él mismo, en su campaña de 2016, acusó a los mexicanos de ser “criminales y violadores”, un discurso que comienza a repetir al arrancar la batalla por la reelección.

Latinos for Trump promueve en redes sociales el voto a favor del republicano desde el 9 de septiembre de 2016.

Esta agrupación fue fundada por el mexicano de nacimiento y naturalizado estadounidense Marco Gutiérrez, quien ha sido desde entonces públicamente muy controversial por sus declaraciones.

El 1 de Septiembre de 2016, durante una entrevista con MSNBC, Gutiérrez, de 43 años, nacido en Jalisco, ciudadano estadounidense desde 2003 y con residencia en California, declaró: “Mi cultura es una cultura dominante y si no se hace algo al respecto [de los mexicanos] vamos a tener [en Estados Unidos] un camión vendiendo tacos en cada esquina”, lo que generó una cascada de reacciones y debates en las redes sociales.

Días después, en el programa de sátira política “Full Frontal”, Gutiérrez declaró que “los hispanos somos una cultura primitiva y subdesarrollada”, lo que volvió a prender varios sectores sociales en su contra.

Pero a pesar de este tipo de declaraciones, Latinos for Trump cuenta con alrededor de 30 mil simpatizantes, que defienden públicamente su posición política y están a la caza de nuevos votantes a favor de Trump para este 2020.

EL UNIVERSAL trató de contactar a Gutiérrez de manera insistente, pero en su lugar se comunicó Ignacio Valdez, oriundo de Monterrey y quien representa a Latinos for Trump en Utah.
“Yo he seguido a Trump desde 2003, desde que me vine a Estados Unidos”, comenta. Aunque lo escuchó decir “que México no manda a los mejores y que son violadores”, insiste en que en el mismo discurso el republicano reconoció que “algunas personas lo son y otras no lo son”.

Más allá de eso, Valdez acusa a los medios de mucho de lo que se dice sobre el gobernante. “En los medios de comunicación siempre tratan de repartir el sensacionalismo a las masas”.

Él se declara fan del mandatario estadounidense: “Me encanta Trump desde hace mucho tiempo, no sólo desde que es presidente. Me encantan los libros que ha escrito, los tipos de negocios que ha hecho y todo eso. Conozco la manera que habla y por qué dice las cosas”.

Según Valdez, las declaraciones de Trump sobre los migrantes y los mexicanos en particular, que millones consideran un agravio, no las hizo “con la intención de ofender. Solamente hizo un análisis de momento que no fue intencional. Dijo: ‘Algunos lo son y otros no lo son’. Las personas no entienden cómo es”, afirma este padre de familia.

Más allá del tema de México, para Valdez y la gente de Latinos for Trump, el presidente ha mostrado que es un “líder”. Como ejemplo, el mexicano señala la crisis con Irán que se desató tras el asesinato, por órdenes de Trump, del líder de las Fuerzas Quds, Qassem Soleimani, por el que los iraníes respondieron atacando bases militares en Irak donde hay personal estadounidenses y que causó temores de un conflicto de proporciones impredecibles.

“En esta confrontación que se presentó frente a Irán, nuestro presidente [Trump] ha demostrado su gran capacidad para defender nuestro país y hacer una increíble política al exterior”, opina Valdez.

“Muchos pensaban que íbamos a ir a una guerra y si así fuera, estamos listos, muchos latinos están sirviendo en las fuerzas armadas, con un gran orgullo y estoy seguro de que todos ellos están también orgullosos de su comandante [el presidente Trump]”.

Tampoco el escándalo sobre Ucrania, por el cual Trump fue sometido a juicio político, acusado de abuso de poder por haber presionado al presidente Volodimir Zelensky para que investigara al exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter, por una supuesta acción de corrupción en una empresa de aquel país, le genera dudas a Valdez. “Vamos a lograr la reelección”, afirma.

Desde Texas, Bianca García, otra activista de Latinos for Trump, coincide con Gutiérrez y Valdez.
Igual que José Quiñones, Alicia Rodríguez y muchos más en la Unión Americana. Todos ellos defienden también el derecho a la libertad de armarse, garantizado en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, y no están dispuestos a renunciar ni a criticar a quienes las venden y a quienes las compran, y cada vez que pueden ellos mismos van a campos de práctica para no perder la oportunidad de mantenerse en forma.

“Vine a este país para lograr el sueño americano. Vine para ser estadounidense. Trump nos recuerda [a los hispanos] que tenemos un país que proteger”, afirma Gutiérrez, hijo de indocumentados, quien se aventura a aseverar que hay muchos latinos que “están en el clóset, temen apoyar abiertamente a Trump.

“Lo que nosotros estamos viendo es lo de mejorar la economía, tener más trabajos. Mucha gente no se fija en las cosas que [Trump] hace bien; se fija nada más en las que hace mal”, acota Valdez.

“Sobre Marco Gutiérrez, lo que puedo decirte es que él y yo coincidimos en 90% o 80%, pero creo que yo no me expresaría como él lo ha hecho sobre nosotros los mexicanos”, subraya.

A diferencia de Gutiérrez y su familia, Valdez no arribó como indocumentado a Estados Unidos. “No es la mejor manera de llegar a un país”, explica. “Cuando tú te vas a un país que no es el tuyo, sufres muchas consecuencias, especialmente como indocumentado. Si bien lo que les toca vivir no es lo mejor, también hay que ponerse en la posición de quienes nacieron en este país, quienes ya viven aquí y que su hogar siempre ha sido Estados Unidos. Es una espada de dos filos”.

Latinos for Trump opera parte de la promoción del voto a favor del actual presidente de Estados Unidos para las elecciones de noviembre; pero no es el único; hay una decena de grupos hispanos o latinos similares en las redes sociales. Incluso, el vicepresidente Mike Pence inauguró, en junio de 2019, un grupo llamado Latinos Unidos por Trump, en la ciudad de Miami, el cual también tiene alcance nacional a través de representaciones estatales.

Comparte con tus amigos










Submit