El fallido arresto en Culiacán

El fallido arresto en Culiacán

Comparte con tus amigos










Submit

No se puede aplicar el enfoque humanista a un ser inhumano, es decir, aquel que es demasiado duro con los demás. Así como no se puede dar amor a quien ha sembrado odio entre la humanidad.

Un delincuente es inhumano porque no tiene piedad a otra persona, ni siquiera cuando lo ve sufrir, pues no muestra solidaridad, comprensión o afecto hacia los demás de su especie. No se tienta el corazón a la hora de causar dolor a otra persona, por lo tanto no debe ser tratado como tal.

De otra manera los fuertes abusarían de los débiles y se ha dicho, nadie puede estar encima de la ley. De otra amanera nos convertiríamos en un pueblo de bárbaros, de salvajes como en el viejo oeste, o como en la selva, de que cada quien se rasque con sus propias uñas, de satisfacer el deseo de venganza, del ojo por ojo y diente por diente.

Aunque, lo sucedido en Culiacán es producto de la descomposición que se vive en el país. Ya había sucedido el 26 de septiembre en la comunidad de Balzamar municipio de Leonardo Bravo en la sierra de Guerrero en donde perdieron la vida 3 militares en una emboscada y el 14 de octubre en la vía Aguililla-Apatzingán del vecino estado de Michoacán en el Aguaje perdieron la vida 13 policías estatales y quedaron heridos 9.

La razón de Estado, el 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, fue que se privilegió la vida. El fuego no puede combatirse con más fuego señalaron. El problema es que se mandó una mala señal no sólo al resto del país, también a los grupos delictivos y a los mercados. Aunque la legalización de la siembra, cultivo y producción de amapola sería un mejor mensaje.

Y es entendible la decisión, más no justificable, porque luego de la primera y segunda guerra mundial, Europa se preguntó hacía donde los había conducido la ciencia, que había dado como resultado la bomba atómica, el conocimiento, el pensamiento y la cuestión económica. Apesadumbrados derribaron el muro de Berlín en 1989 y nació el paradigma de la posmodernidad, que cuestionaba a la época moderna posterior al siglo de las luces y que arrancó en 1492 con el descubrimiento del otro o el encuentro de dos mundos y el saqueo mineral principalmente.

El humanismo y la sensibilidad estética, habían sido las ideas que respondían a la lucha del hombre contra el hombre en busca de una superioridad económica o de acumulación, sin embargo, las leyes que regulaban la convivencia y los tribunales que sentenciaban, fueron rebasados por la corrupción a escala internacional.

Los ciudadanos, los que a diario salen a dejar a sus hijos a la escuela, los que van a trabajar para ganarse el pan diario, esos que desconocen los intereses y pactos inconfesables que se persiguen a escalas de grupos de poder, y que fomentan la violencia. Esos son los que reclaman seguridad en sus casas o en la vía que a diario transitan y esa es obligación del Estado y para ello no existe alguna otra justificación que valga.

Comparte con tus amigos










Submit