El FMI y la oscuridad

El FMI y la oscuridad

Comparte con tus amigos










Submit

El FMI predice una caída del 4.4% en el PIB mundial con una recuperación de 5.2% para 2021 condicionada a que, en los meses venideros, no vuelvan a repetirse confinamientos severos que paralicen nuevamente los sectores productivos y bajo la quimera además de campañas de vacunación del SARS-CoV-2 efectivas.

La postura de la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, resume en una metáfora la delicada tesitura del momento actual: “Cuanto más oscura la noche, más brillantes son las estrellas”.

Un escenario sombrío de nubarrones con más pobreza, más pobreza extrema, más desigualdad, más inequidad, más desempleo, más exclusión y más hambre.

“El panorama de los últimos meses se ha vuelto menos espantoso, pero seguimos proyectando la peor recesión mundial desde la Gran Depresión; durante los próximos cinco años, la crisis podría costar aproximadamente 28 billones de dólares en pérdidas de producción”, de acuerdo con Georgieva.

Respecto de la curva de recuperación observada por el FMI, la famosa uve de rebote anticipada inclusive por el propio Donald Trump, presidente de Estados Unidos, no será ni tan pronunciada ni tan resistente; desde luego tampoco homogénea para todos, sino profundamente desigual y a varios ritmos.

En medio año, el FMI ha concedido empréstitos por 280 mil millones de dólares repartidos entre 81 países y todavía cuenta con recursos adicionales para seguir atendiendo las solicitudes de financiamiento de los gobiernos.

¿Qué va a pasar en el futuro inmediato? El primer trimestre de 2021 será clave y éste reflejará el ritmo de decisiones que sean tomadas en la recta final de 2020; el organismo habla del Gran Confinamiento como el culpable de la debacle económica y pone toda la atención en el resultado de los actuales confinamientos parciales que llevan a cabo algunos países industrializados y otros, con economías emergentes.

A COLACIÓN

Pero, en medio de esa oscuridad económica, ¿quién brillará? Según el FMI, China este año crecerá 1.9% y en 2021 rebotará a un PIB del 8.2% básicamente hacía varios años que el gigante asiático no lograba recuperar la senda de los crecimientos del 8 por ciento.

Todo lo contrario hay varias economías europeas con los peores datos anticipados para este año: España caerá -12.8%; Italia -10.6%; Francia -9.8%, Reino Unido -9.8% y Alemania -6 por ciento.

El FMI pone especial énfasis en la situación de los países europeos más industrializados gravemente afectados en la hostelería y el turismo con quiebras empresariales en negocios de todos los tamaños.

Y lo hace en medio de los consejos de la OMS a los países inmersos en la segunda ola para que no vuelvan a cerrar del todo sus economías, justo cuando Portugal ha decretado un estado de calamidad; Francia ha activado el estado de emergencia desde el sábado 17 de octubre con toques de queda -desde las nueve de la noche hasta las 6  de la mañana- todos los días en París y ocho ciudades más para las próximas  cuatro semanas.

En España, Madrid y ocho ciudades, permanecen en estado de alarma y Cataluña cierra bares y restaurantes; en tanto, Alemania recién anunció una cuarentena para  todos los viajeros de países de riesgo a partir del próximo 8 de noviembre y  Reino Unido aplica un sistema de tres niveles de alerta-restricciones con Liverpool en confinamiento parcial.

En  los líderes europeos hay una coincidencia en instrumentar confinamientos más light y selectivos ante datos que dan cuenta de 500 contagios por cada 100 mil habitantes.

En España, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, comentó  a la prensa que mientras se supere ese parámetro poblacional habrá que ponerse severo; el escenario ideal pasa por tener 100 contagios por cada 100 mil habitantes.

La clave, dice la OMS, es que ya se tiene información más amplia y certera de qué es el SARS-CoV-2, entonces si la gente entiende que no puede hacer su vida de antes, sino adaptarse a una nueva normalidad, no hay razón alguna para nuevos confinamientos si prevalece la responsabilidad, la detección temprana de los contagios, el rastreo de los contactos y la prevalencia de la higiene y la distancia física.

 

Comparte con tus amigos










Submit