El gran misterio de la Independencia de México

El gran misterio de la Independencia de México

Comparte con tus amigos










Submit

¿Le gustaría conocer el misterio mas grande la Independencia Nacional? Bueno pues póngase cómodo y pare oreja.

Eran las 12:00 del día, del 30 de 1810 cuando el ejército realista y las huestes del ejército insurgente al mando del cura Hidalgo chocaron en el Monte de las Cruces y a solo 32 km de la Ciudad de México. Sí, la consumación de la independencia estaba a dos o tres horas y a 32 km de su consumación, pero después de que los insurgentes derrotaron al ejército colonial, misteriosamente Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor​​, nombre completo del padre de la patria, decidió regresar en desbandada hacía Bajío y la consumación independentista tendría que esperar hasta 1821, once años después.

¿Cuál fue la razón por la que el cura Hidalgo tomo tan absurda decisión? ¿Tuvo miedo de convertir a la capital de La Nueva España en una carnicería, a pesar de que el grueso del ejército realista se encontraba en San Luis Potosí y solo una guarnición de unos 8 mil soldados defendían a la nacion? ¿Fueron sus encarnizadas pugnas que sostenía con Ignacio Allende y Aldama, quienes a partir de entonces lo mantenían en calidad de prisionero? ¿Fueron esas traiciones las que obligaron a Hidalgo a huir en desbandada hacía Aculco, Guanajuato y Guadalajara?

Recordare que los espanofilos, desde la llegada de Hernán Cortez a este continente veneraban a San Jadas Tadeo y a la Virgen de los Remedios, mientras que el indigenismo mexicano tenía como deidad a la Virgen de Guadalupe y tanto arrastre tenía la guadalupana que en Atotonilco El Grande, Guanajuato el cura Hidalgo tomo un óleo de la Virgen del Tepeyac y lo improviso como estandarte de la Guerra de Independencia. La Guadalupana hizo que, en menos de 3 semanas, el ejército insurgente creciera en más de 80 mil almas que, sedientas de libertad se lanzarán a romper las cadenas de la esclavitud española de 3 siglos, aunque fuese con armas de las mas insipientes y hasta cavernarias.

Por aquellos días, a la capital mexicana llegaban rumores de que Estados Unidos invadiría a México con 40 mil soldados para arrebatarnos Texas con 40 mil soldados y que el cura Hidalgo avanzaba como un torbellino hacía la Ciudad de México. El virrey de la Nueva España Francisco Javier Benegas se apañico y ordeno que llevaran a la catedral metropolitana a la virgen de los remedios. Ante ella, el virrey se incoó y poniendo su bastón de mando a los pies de esa virgen, le pidió con toda su alma que ninguna de las dos calamidades que se cernían sobre México ocurriesen. Los gringos sopiloteaban desde entonces al territorio azteca para apoderarse no sólo de Texas, sino de otros vastos territorios que sumaban en total 2 millones 347 mil 242 km de nuestro territorio original, el 62% del llamado cuerno de la abundancia.

La descuartizarían de México ocurriría hasta 1848, pero desde 1835 Texas pasaría a formar la estrella número 29 en la bandera de las barras y las estrellas. Eran los años de la gran división y confrontación entre los mexicanos, liberales contra conservadores, todos contra todos. Un país dividido como el que hoy divide y enfrenta un populista gobernante llamado Andrés Manuel López Obrador

No faltan historiadores e investigadores que se preguntan reiteradamente y también me pregunto yo: ¿En la batalla del Monte de Las Cruces le gano la guerra la Virgen de los Remedios a la Virgen de Guadalupe? ¿Qué ocurrió realmente? ¿Sabremos algún día la verdad del gran misterio de la Independencia de México?

Comparte con tus amigos










Submit