El liberalismo político: sus orígenes

El liberalismo político: sus orígenes

Comparte con tus amigos










Submit

El liberalismo nació en la medida que se fue formando una clase media en el antiguo régimen medieval; o sea, en el sistema feudal; dicha clase media la integraban comerciantes, prestamistas usureros y aún pequeños industriales. A estos grupos se les empezó a conocer como los “burgueses” (nombre que se les dio porque para vender sus productos se colocaban en las entradas de las fortalezas y castillos, y que eran centros de población amurallados que se conocían como “burgos”). Estos comerciantes aventureros, chocaban (sus intereses) con los de los terratenientes y su aliada, la Iglesia católica. La única riqueza que se conocía en aquel entonces era la de la tierra, por lo tanto los únicos ricos de esa época, eran los terratenientes y la Iglesia (al ser ésta también propietaria de grandes extensiones de tierra).

Tanto el sistema económico como el político y social del medioevo, eran una traba al crecimiento de estos grupos conocidos también como los “mercatores”, y también para el desarrollo del capitalismo de aquella época, el “capitalismo comercial”; etapa económica conocida también por los historiadores en economía como el “mercantilismo”.

Por los abusos que cometían los gobiernos absolutistas como la oligarquía terrateniente y el clero contra dicha clase social que empezaba a formarse dentro del viejo sistema feudal, éstos burgueses o comerciantes terminaron por rebelarse contra todo el statu quo de ese tiempo; la realeza ordenaba impuestos totalmente inaceptables, los obligaban a concederles créditos a la monarquía, mismos que no estaban garantizados de ser recuperados.

Al desarrollo de esa clase social (de la burguesía), también se oponía toda una ideología, que estaba representada por la Iglesia de aquellos años; esta institución prohibía los préstamos con intereses y criticaba la obtención de las ganancias comerciales, decía que la felicidad estaba en el cielo y, que la riqueza material estaba contra las leyes divinas. Para la burguesía, también eran un obstáculo los monopolios abiertamente protegidos por el Estado de aquellos años.

Pero los comerciantes o burgueses seguían con sus actividades, cada vez más se fortalecían, primero lo hicieron en lo económico y lo social, se establecieron dentro de las ciudades a las cuales prácticamente ellos las hicieron crecer y modernizaron, dejaron de ser unos aventureros; rebasaron en riquezas a las antiguas clases dominantes, posteriormente se impusieron en lo ideológico y por último en lo político. Y fue así como se fue conformando una nueva teoría ideológica y política que fue reemplazando a la retrógrada, reaccionaria y vetusta ideología feudal; esta nueva ideología, es nada menos y nada más que el “liberalismo”; el liberalismo nació conjuntamente con la burguesía, y por lo mismo, es la “ideología por antonomasia de la burguesía o del capitalismo”. Todo esto se dio en el siglo XI y XI y XIII, tendencia que se fortaleció con el Renacimiento. Y ya en el siglo XIV y XV, en el “renacimiento”; el liberalismo reapareció con más fuerza. La rebelión de esta clase social contra el feudalismo y la monarquía absolutista, es conocida como “Revolución Burguesa”; en Inglaterra tal revolución fue solo política, en cambio en Francia fue violenta. Por lo tanto, esta nueva ideología, conocida como “liberalismo”, sustituyó a la vieja ideología o antiguo pensamiento medieval, tradicional, metafísico, sobrenatural, escolástico y teológico. Esta nueva teoría abarcó lo económico, lo político, lo social y lo ideológico. Al principio fue local, después se universalizó, tal y como lo observamos el día de hoy.

Comparte con tus amigos










Submit