El peso parece haber dejado atrás lo peor de momento

El peso parece haber dejado atrás lo peor de momento

Comparte con tus amigos










Submit

Cuando a finales de marzo superamos los veinticinco pesos por dólar al cambio parecía que la pandemia iba a golpear a México con más saña que al resto de países del entorno, pero desde entonces, con sus más y sus menos, el peso ha vuelto a recuperar parte del terreno perdido y en estos momentos sólo necesitamos 21,27 pesos para comprar un dólar, más de un diez por ciento menos que hace tres meses largos.

¿Cómo afectarán estas y otras noticias a la recuperación económica? ¿Volverá el dinero de los inversores al mercado o seguirá fluyendo a valores refugio como el oro?

La pandemia está limitando las oportunidades de inversión

Aunque no es algo que se limite solamente a nuestro país, es evidente que la actual situación está retrasando o eliminando posibilidades de inversión, bien sea porque el dinero está buscando refugio para capear el temporal o bien porque directamente las medidas de control y confinamiento impiden muchas actividades económicas.

Así mismo, el coronavirus también está reduciendo el valor de activos que hasta no hace demasiado tiempo podían ser considerados atractivos por los inversores, como podría suceder con la deuda soberana de México, país al que el Bank of America ya ha advertido -de nuevo- que en breve podría perder el grado de inversión, es decir, el aumento de la deuda pública que los gastos asociados a la gestión de la pandemia está provocando, sumado a la propia crisis financiera que le va a seguir, va a afectar negativamente a una de las formas favoritas de los estados para financiarse: la emisión de bonos, expulsando así a los inversores habituales hacia activos como el oro, la deuda de países como Alemania o incluso a divisas fuertes, las cuales a pesar de todo no han sido inmunes al coronavirus.

Las principales divisas también acusan la situación

Como cualquiera que siga las noticias financieras para operar en el mercado de divisas seguramente ya sabe, los vaivenes del cisne negro que ha supuesto la aparición y expansión del COVID-19 no sólo han afectado intensamente a los estados, ya que todos los pares del Forex han tenido su dosis mayor o menor de zozobra en estos últimos meses.

Por ejemplo, si nos acercamos a la cotización del par más negociado, el EUR/USD, veremos que aunque en marzo el euro cayó mucho con respecto al dólar rápidamente la moneda de la eurozona recuperó posiciones, y en estos momentos el dólar no llega a los 87 céntimos de euro. A pesar de que ha oscilado bastante, el euro lleva cerca de dos meses sin bajar de los 1,1 dólares. En cambio en el par USD/JPY la gráfica ha sido más estable, a excepción de la espectacular subida vivida entre el 1 y el 5 de junio, cuando el dólar pasó de valer 107,41 yenes a 109,68, y su posterior corrección, ya que el 11 del mismo mes el dólar valía 106,82 yenes. En estos momentos el dólar cotiza a 106,12 yenes.

Analizar todas las noticias financieras

Tanto para elaborar una estrategia financiera a nivel público, como para elaborar una estrategia para inversión privada, ya sea por ejemplo para invertir en Bolsa, para comprar divisas o para operar con ellas en el mercado de divisas haciendo trading de Forex de CFDs a través de un bróker online –teniendo en cuenta que a la actual situación de caos e incertidumbre que puede volatilizar precios en tan poco tiempo se suman los elevados riesgos añadidos de grandes pérdidas de capital que implica el apalancamiento con el que se opera al hacer trading, las cuales se convertirían en deudas cuando el bróker en cuestión no garantiza la protección frente a saldos negativos y estas superan el capital depositado por el trader minorista, que es a quién protege esta medida cuando es aplicada-, debemos analizar y tener en cuenta varios mercados, no sólo limitarnos a nuestro ámbito inmediato de interés, como puede ser por ejemplo el Forex.

Esto es así porque los distintos mercados generan sinergias entre sí y aunque a priori nos parezca que no puede afectarnos la caída del precio del crudo o la subida del oro porque nosotros operamos utilizado la cotización de un par de divisas, estaremos cometiendo un grave error, ya que si analizamos las gráficas veremos que los picos al alza o a la baja coinciden con noticias financieras, anuncios de datos del paro o incluso con la tensión o relajación de la situación internacional. Por ejemplo, cuando el euro cayó frente al dólar entre el diez y el diecinueve de marzo el coronavirus se extendía con rapidez por el sur de Europa mientras en el continente americano estábamos aún lejos de lo peor de la pandemia, en este caso un tema de salud pública afectó de forma significativa al mercado del Forex y por lo tanto a sus inversores y traders.

Comparte con tus amigos










Submit