El régimen castrista y el régimen priista

El régimen castrista y el régimen priista

Comparte con tus amigos










Submit

En lo concerniente a las relaciones que se dieron entre el régimen cubano y el priista, muchas cosas pasaron y varias interrogantes han quedado en el aire, sin respuestas. Son varios los hechos que se dieron a la luz de todos, solo el que no quiso observarlos no se percató de ellos:

1º.- Los gobiernos priistas desde siempre apoyaron a Fidel Castro, esto se dio desde el primer momento en que este se propuso tomar el poder de la isla (que por cierto nunca se lo planteó por el método democrático, sino por la vía de las armas, por la violencia).

Un hecho: Cuando Fidel y todo su grupo guerrillero instalaron su campamento revolucionario en una zona del Estado de México, fue descubierto por el jefe de Seguridad de aquellos años, el Sr. Fernando Gutiérrez Barrios, uno de los peores asesinos del régimen y artífice de la “Guerra Sucia” de los 70. Lo sorprendente del caso fue que los guerrilleros no fueron detenidos; al contrario, se les apoyó hasta que salieron del país por el sureste, en “su barco” llamado “Granma”. Se especuló que el presidente Adolfo Ruiz Cortines ayudó a Fidel y su grupo (Che Guevara, Camilo Cienfuegos, etcétera), a los cuales les proporcionó protección, dinero, armas y el “Granma”, y se dijo que el enlace entre ellos fue F. Gutiérrez Barrios (el policía político).

Fidel y Gutiérrez Barrios, el primero, guerrillero y revolucionario, y el segundo, un mercenario y asesino del régimen priista. A partir de ahí, Fidel y Gutiérrez Barrios entablaron una sólida amistad, tan fue así que, al triunfo de la revolución, Gutiérrez Barrios con frecuencia visitaba la isla, así como muchos funcionarios, diputados y senadores del priismo, los cuales eran atendidos como “reyes, con vino y mujeres”. La amistad de Fidel y Gutiérrez Barrios perduró hasta sus últimos días, tan es así que cuando F. Gutiérrez falleció, Fidel envió una corona a sus funerales. Fidel sabía perfectamente quién era Gutiérrez Barrios.

¿Pero por qué el gobierno priista no encarceló a los guerrilleros, y, al contrario, sino hasta los apoyó? ¿Existía algún interés del grupo en el poder de México de que estos guerrilleros derrocaran al cubano dictador Fulgencio Batista? ¿O de plano le conmovió la idea de que al detenerlos se vería obligado a extraditarlos a Cuba y aquel seguramente hasta los podría fusilar?

Comparte con tus amigos










Submit