Embarazada recibirá atención tras abuso en la Unidad de Partería Alameda

Embarazada recibirá atención tras abuso en la Unidad de Partería Alameda

Comparte con tus amigos










Submit

Autoridades analizan rescindir el contrato a la empresa de la que depende el agresor sexual, quien ahora está en prisión preventiva


GUERRERO.- La Secretaría de Salud implementó el protocolo de atención que marca la norma oficial mexicana 046 para la mujer embarazada que fue abusada sexualmente durante la noche del viernes pasado en la Unidad de Partería Alameda de Chilpancingo. Además, analiza rescindir el contrato a la empresa Operadora Médica Life, de quien depende el empleado de laboratorio señalado como el presunto abusador sexual identificado como Kevin “N”.

Lo anterior lo dio a conocer el titular de la dependencia estatal, Carlos de la Peña Pintos, quien agregó que el responsable fue detenido y puesto a disposición de un juez penal que determinó someterlo a prisión preventiva oficiosa.

La audiencia fue programada para el 14 de septiembre. Dijo que a la víctima “se le dio un tratamiento de profilaxis contra infecciones, VIH y lo que corresponde de atención psicológica, a la que se le dará seguimiento”.

Para saber: FGE logra prisión preventiva contra presunto violador de mujer embarazada en Chilpancingo

“Reprobamos completamente esto, él no es un trabajador de Salud. Nosotros subrogamos servicios de laboratorio porque las compañías ponen todos los servicios. Si un equipo se descompone lo ponen nuevo, ponen al recurso humano para este caso y nos permite tener actualizado el servicio subrogado de laboratorio, por los reactivos. En fin, nos da un costo fijo”, compartió.

“Esa persona no se comportó como debe de ser y obviamente cometió ese ilícito, que definitivamente reprobamos. Lo denunciamos y esta persona fue detenida y puesta a disposición de las autoridades competentes”, agregó el funcionario estatal, quien aceptó que la mujer embarazada quedó vulnerable en la Unidad de Partería Alameda.

Reveló que un médico la atendió y posteriormente la llevaron al laboratorio, donde se le impidió pasar a su esposo, a quien le pidieron que esperara afuera. Dijo que sostendría una reunión para definir si era rescindido el contrato con la empresa Operadora Médica Life, a la que pertenece el empleado del laboratorio que cometió la violación.

“Está contemplada esa parte. Tengo una reunión de trabajo para tomar determinaciones al respecto, porque no se puede tener confianza en una empresa que contrata a una persona que cometió ese delito grave”, concluyó. (IRZA)

Comparte con tus amigos










Submit