¿En deuda con los partidos?

¿En deuda con los partidos?

Comparte con tus amigos










Submit

Seguramente, los que afirman tal disparate, de que los mexicanos les debemos mucho a los partidos políticos, no se refieren a una deuda material, sino a una deuda intangible, porque según ellos, gracias a los partidos políticos, tenemos instituciones, las cuales conforman un régimen político, también por los partidos contamos con un Estado, que por cierto, para muchos, es un “Estado fallido”, para otros, es un “Estado sometido” por el crimen organizado, para otros más, opinan que es un “Estado secuestrado” nada menos que por un puñado de políticos o la partidocracia; o sea, que es cualquiera de esos Estados menos el que debe de ser: un Estado de derecho y democrático. Agregan que gracias a los partidos tenemos gobiernos que nos dan paz (no hay violencia) y seguridad (en particular esto último), estabilidad social, que se dan los cambios de gobernantes sin conflictos; o sea, que cumplen con las funciones clásicas de un Estado de derecho. Además, nos dicen, que gracias a los partidos hemos transitado a la democracia. Todo lo anterior no es cierto, y esto todo el mundo lo sabe. Los partidos políticos han cobrado con creces “sus servicios” a la sociedad; así es que, si de deuda se trata, es todo lo contrario, son ellos los que se han servido del país y por lo tanto nos salen debiendo. Si en este momento desaparecieran todos los partidos políticos, podríamos estar tranquilos, porque al país no le pasaría nada, por el contrario, quizá saldríamos ganando.

Hay muchas personas que en lo individual le han aportado mucho más al país que aquellos que han tenido o tienen todo el poder político, o sea, que personas sin poder, le han dado mucho más al país que los propios poderosos. Lo mismo sucede con las organizaciones civiles que no persiguen intereses políticos y que a cambio de nada, les son mucho más útiles a la sociedad que los propios partidos políticos. Lo anterior viene porque se afirma que el Sr. Ricardo Anaya destruyo a su partido, y que por tal razón, México ha perdido, porque el PAN, en sus principios es un partido que defiende las ideas liberales y a la democracia (aunque sus miembros no son ni lo uno ni lo otro), que desde que se formó el régimen presidencialista y priista, el PAN ha sido de oposición, y mantuvo a tal régimen en jaque. En mi opinión, México no ha perdido nada, porque los resultados son los que cuentan, y este partido llevo a dos de sus miembros al máximo peldaño del poder político, y a la hora de la verdad ¿que hicieron? Exactamente lo mismo que venían haciendo los priistas: abusar.

Definitivamente, México no pierde nada si desaparece tal o cual partido, o se modifica su estructura, principios o prácticas, etc., por muy moderno que haya sido, en este caso refiriéndonos al PAN, al cual lo destruyo Ricardo Anaya; repito, no se pierde nada como sociedad, perderán los que se han beneficiado de él. Esto no es más que otro de los muchos ataques a este personaje. Se puede asegurar que si la candidata del PAN hubiese sido Margarita Zavala, se estaría afirmando que el PAN es un partido moderno y democrático. Lo que cuenta para muchos, es que Ricardo Anaya se ha convertido en otra opción más para los votantes, quizá el menos peor, o de no ser así, al menos, otra alternativa para aquellos que no queremos votar ni por el PRI ni por AMLO. Qué tal si este Sr. Anaya triunfa, llega a la Presidencia y cumple con su promesa de combatir la corrupción y la impunidad; es más, ¿qué tal si lleva al banquillo de los acusados a sus antecesores? Entonces podríamos decir que bien valió la pena el golpe que le dio al PAN y México en vez da perder saldría ganando. Es posible.

Comparte con tus amigos










Submit