Entre protestas y empujones terminó la visita de López Obrador a Tierra Colorada

Entre protestas y empujones terminó la visita de López Obrador a Tierra Colorada

Comparte con tus amigos










Submit

Inauguró instalaciones para la licenciatura Agroforestal en ese lugar


Trabajadores eventuales de Salud, jubilados, trabajadores y estudiantes universitarios rechazados, directores de escuelas que demandan regularizar sus plazas de trabajo, policías comunitarios, entre otros grupos recibieron con protestas, reclamos y solicitudes al presidente Andrés Manuel López Obrador durante su visita a esta cabecera municipal.

Acompañado por el gobernador Héctor Astudillo Flores, López Obrador concluyó este domingo su visita a Guerrero. El sábado en Petatlán y Atoyac supervisó el programa Sembrando Vida e inauguró la Universidad “Benito Juárez” de la licenciatura Agroforestal en esa región de la Costa Grande. Luego pernoctó en la Base Naval del puerto de Acapulco.

Desde ahí viajó este domingo a esta cabecera municipal de Juan R Escudero, donde inauguró otro módulo universitario “Benito Juárez” en el que se cursará la licenciatura en Medicina Comunitaria.

A su llegada a Tierra Colorada fue abordado por la síndica del Ayuntamiento local, Ruth Delgado Bahena, y una treintena de integrantes de la policía comunitaria del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), quienes estaban desarmados y le entregaron un oficio al presidente.

En el oficio le piden que promueva la legalización de ese cuerpo policiaco ciudadano integrado por 400 elementos que, a su decir, brindan seguridad a 23 comunidades de este municipio.

Los comunitarios obsequiaron a López Obrador una estatuilla que representa al Arcángel Miguel que, de acuerdo con la Iglesia Católica, es el jefe del ejército celestial.

En ese mismo lugar estaba un grupo de jóvenes y niños deportistas de esta localidad, quienes le pidieron al presidente su ayuda para que construya una Unidad Deportiva, para darles opciones de formación física y alejarse de los vicios.

López Obrador arribó a esta población a bordo de una camioneta blindada tipo Suburban, en un convoy de otros cuatro vehículos semejantes. El presidente no bajó el cristal de la ventanilla. Uno de sus escoltas recibía los escritos en los que la gente le presenta solicitudes de diversos temas. Así llegó a la comunidad Palo Dulce en la que se encuentran las instalaciones universitarias que inauguró.

Ahí cerca del acceso a estas instalaciones educativas estaban contingentes de rechazados de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) que demandan ingresar a esta casa de estudios desde hace varios meses, en Acapulco.

También protestaron frente a López Obrador trabajadores de la UAGro que demandan que no se aplique el descuento por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) sobre sus salarios y prestaciones.

Estaban en el lugar jubilados y pensionados del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (Suterm), quienes piden la intervención del presidente porque, aseguran, les desaparecieron los recursos del Fondo Mutualista que eran parte de su patrimonio, de los que en Guerrero hay más de 300 afectados.

El contingente más grande en estas protestas era el de trabajadores eventuales de la Secretaría de Salud, cuyos contratos vencieron el 31 de diciembre pasado, por lo que se han manifestado desde hace un par de semanas para demandar la renovación y regularización de sus plazas de trabajo.

Los empleados de Salud también demandan bases de trabajo federales: “Demandamos un salario digno porque hemos percibido desde hace 9 años el sueldo de 3 mil 500 pesos para enfermeras y 4 mil 800 pesos para médicos, sin aumento salarial, ni seguridad social”.

Otro contingente estaba formado por docentes que están encargados de direcciones de planteles educativos y que exigen que sean reconocidos como titulares y con el salario que corresponde.

Ese grupo de maestros que piden reconocimiento de sus plazas como directores, se colocaron a lo ancho de la vialidad por donde pasaría la caravana vehicular del presidente para hablar con él, pero las edecanes y los “Servidores de la Nación” lo evitaron a empujones.

Finalmente, el convoy presidencial tomó la carretera federal hacia Acapulco y así terminó esta gira de López Obrador en Guerrero. (Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit