Érase una vez…

Comparte con tus amigos










Submit

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo los maestros eran pilares del saber, ejemplo y motivación para los alumnos, comprometidos con la enseñanza y sobre todo, que transmitían buenos valores para que los niños fueran cada vez mejores no sólo en conocimientos, sino también en actitudes. Conforme pasó el tiempo esta noble especie fue desapareciendo y de ser una realidad poco a poco pasó a formar parte de la memoria colectiva y fue suplantada salvajemente por un híbrido indefinido, un ser sin pasión que prioriza sus intereses a los de quienes ocupan las aulas de clases con la intención de aprender.

Como ejemplo, este miércoles por segundo día consecutivo, los docentes bloquearon durante dos horas la caseta de La Venta en la Autopista del Sol y pidieron dinero a los conductores que por ahí circulaban. El motivo, su oposición a la Reforma Educativa. Antes, según la leyenda, los profesores eran dignos de respeto, ejemplares, rectos y probos, pero ahora la situación es diametralmente opuesta, ya que lo principal que enseñan los maestros es que para conseguir los objetivos ya no se debe luchar con inteligencia. Ahora según su ejemplo, es con la revuelta, la anarquía, el caos y el abandono del trabajo como uno se hace escuchar.

Comparte con tus amigos










Submit