Espionaje contra AMLO y familiares

Espionaje contra AMLO y familiares

Comparte con tus amigos










Submit

Un nuevo escándalo recorre las esferas de la política internacional, cuando se conoció que algunos gobernantes, periodistas, empresarios y otras personas fueron espiados por medio de un sofisticado programa informático de origen israelí, nombrado Pegasus.

El ingenio se instala a distancia en los teléfonos inteligentes, del tipo llamado Smartphone, que utilicen sistemas operativos Android o iPhone, y aprovecha determinados fallos de seguridad en Google o Apple para introducirse sin dejar ningún rastro.

Una vez colocado permite acceder a una gran diversidad de datos, como imágenes, videos, mensajes cifrados por aplicaciones del tipo WhatsApp y otras e, incluso, puede activar de manera remota el micrófono del aparato para escuchar conversaciones.

Ese engendro fue fabricado por la firma israelí NSO Group, fundada en el año 2009 con el propósito inicial de facilitar compras a través de Internet, pero que poco a poco derivó hacia la rama de la vigilancia al contratar hackers, piratas informáticos, para descubrir fallas en programas y explotarlas.

Supuestamente se vende solo a gobiernos para prevenir y combatir delitos, o enfrentar el terrorismo, pero todo indica que va mucho más lejos.

Así lo demostró una investigación conjunta realizada por unos 17 medios internacionales, que descubrieron que Pegasus se utilizó para espiar a unos 50 mil teléfonos que pertenecen, entre otros, a 180 periodistas, 600 políticos, 85 defensores de los derechos humanos y 65 empresarios.

Entre los que trabajaron en el estudio figuran los diarios Le Mondoe, de Francia; The Guardian, de Reino Unido; The Washington Post, de Estados Unidos, y los mexicanos Proceso y Aristegui Noticias.

Algunos de los objetivos ya revelados de este enorme sistema de control y espionaje son nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, así como sus hijos y su esposa, la doctora y escritora Beatriz Gutiérrez.

México y otros países latinoamericanos son o fueron clientes de NSO Group desde 2010 y sus programas habrían sido comprados por las administraciones de los nefastos Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, que debían enterarse de los movimientos y acciones de los demás políticos.

Otro número telefónico en la mira de Pegasus le pertenece al presidente de Francia, Emmanuel Macron, así como los de algunos miembros de su entorno, según el medio Forbidden Stories.

En total son 55 los gobiernos que compraron de manera “legal” el programa informático, supuestamente todos ellos con el aval del Ejecutivo israelí.

Pronto saldrán a la luz más datos de este sistema masivo de espionaje que muestra un mundo oscuro, manejando por fuerzas sin límites ni ética. Fin.

Comparte con tus amigos










Submit