Esquizofrenia

Esquizofrenia

Comparte con tus amigos










Submit

El Güero loco, Donald Trump, está loco de remate. La recesión económica y el COVID-19 que ya mató a 28 mil 400 norteamericanos han elevado a niveles exponenciales la neurosis de la bestia trumpiana y tanto científicos como políticos no lo bajan de ser un esquizofrénico de siete suelas.

Para los estudiosos de la psiquiatría, la esquizofrenia es un trastorno que afecta la capacidad de una persona para pensar, sentir y comportarse de manera lúcida. Quizá ello explique el por qué el güero pelos de elote sigue dividiendo a los norteamericanos rabiosamente injuriando a propios y extraños y de su neurosis no escaparon esta semana editores y periodistas de The New York Times a los cuales tildó de “basura”, como en otra ocasión se refirió a los mexicanos como “la basura del mundo”.

Seguramente que Donald Trump sabe que la pandemia del coronavirus y la recesión económica en Norteamérica serán su tumba electoral el 9 de noviembre. En su rampante locura arremetió esta semana contra la Organización Mundial de la Salud quitándole los fondos que todas las naciones del mundo aportan a esa organización, lo que le ha valido carretadas de mentadas de los cuatro puntos cardinales del orbe. ¡Está loco de remate el Güero loco!

La OMS ha dicho que Donald Trump, por cuestiones electoreras, ha manejado con los pies la pandemia. Tiene razón la OMS. El primer caso de coronavirus se registró en Washington el 18 de enero, pero Donald Trump ocultó la realidad y esa negligencia criminal ha convertido a los Estados Unidos en la nación número uno de infectados y muertos y en medio de esa macabra realidad, el llamado Hitler gringo ya se peleó con gobernadores demócratas pues al grito de ¡aquí mando yo!, quiere obligarlos a que se reanuden las actividades económicas en todos los estados de la Unión Americana. Ello no será posible porque en los yunaites siguen cayendo como moscas, víctimas de la pandemia. A Donald Trump se le queman las habas por andar como chivo en cristalería y evitar que el demócrata Joe Biden le coma el mandado en las presidenciales de noviembre.

El populismo ramplón de un hombre sin escrúpulos en materia política y social hará todo para seguir dividiendo a los norteamericanos y conseguir sus fines personales de obtener el poder por el poder, igualito a lo que está haciendo en México Andrés Manuel López Obrador, quien en plena crisis y cuando aumentan exponencialmente los contagios y muertos por coronavirus, él privilegia su asuntito de la revocación de mandato para figurar en las boletas electorales en el 2021 para evitar que su lacra social llamada Morena retenga la mayoría parlamentaria en la Cámara Federal de Diputados, lo cual se antoja imposible ante el papelazo de AMLO, que en su afán de resquebrajar la unidad nacional se peleó esta semana con tres famosos: “El Chicharito”, Eugenio Derbez y Thalía que no lo bajan de bueno pa´ nada.

El afán de AMLO por dividir y enfrentar a los mexicanos, liberales contra conservadores, es francamente enfermizo, algo que raya exactamente en la enfermedad que aqueja a Donald Trump: la esquizofrenia y otras conductas todavía mayores de las que ya le hablé en alguna entrega anterior.

El diario londinense Financial Times -aprovecho para ofrecer una disculpa a mis tres lectores y radioescuchas por haber dicho ayer que se trataba del rotativo norteamericano que exhibía las debilidades estructurales de AMLO y su gobierno frente a la pandemia- advierte una “catástrofe” en México por “torpes” medidas contra el COVID-19. AMLO dice que no lee el Financial Times, es más no lee ni el Memín Pinguín. info@agenciamn.com

Comparte con tus amigos










Submit