Estrategias de poder

Estrategias de poder

Comparte con tus amigos










Submit

Hay sectores vulnerables que por la pandemia han perdido la esperanza, toda ilusión y hasta la fe en que las cosas van a mejorar. Ya nada les satisface y hasta dudan de que haya una fecha límite en que todo regrese a la normalidad.

Así están los comerciantes, los burócratas, los taxistas y hasta los restauranteros, a un año de soportar despidos, pocas ventas y hasta la quiebra de su pequeño “changarro” en el peor de los casos.

Los que están seguros de ganar, encuestas en mano, son los candidatos, esos que poco o nada les interesan los electores, al menos que sean militantes de sus partidos y parece que los partidos políticos al final han estado optando por ese criterio para seleccionar a sus candidatos, sobre todo los mejor posicionados, respetando las normas impuestas por los árbitros electorales de cuidar la paridad de género y la cuestión multicultural.

Ya se fue el primer mes de la campaña para gobernador y pronto vendrán las vacaciones de Semana Santa, en ese lapso arrancarán las campañas a diputados locales. Luego vendrá el mes del maestro, atravesando el Día del Trabajo y ya cuando menos nos demos cuenta será el primer domingo de junio, día de la jornada electoral.

Lo que debería ser una fiesta, parece congoja, preocupación, angustia, incertidumbre. Las encuestas no dicen nada, son solo instantáneas y han perdido credibilidad entre la población, más cuando son pagadas o tienen sesgos.

Tal pareciera que ha imperado la Ley de Usos y Costumbres en la selección de candidatos hoy ya registrados ante el IEPC.

Es curioso, la mayoría son unos perfectos desconocidos o no se les ha observado, no tienen trabajo ni oficio político, tan es así que en algunos distritos y en algunos municipios no hay acuerdo entre los participantes en la llamada democracia pactada o alianzas.

Partidos otrora rivales hoy se unen en busca del voto ciudadano, y pactos entre partidos ideológicamente de izquierda y de derecha se están agrupando. Pero han puesto sus límites, reglas o condiciones: A la hora del conteo de votos cada partido tendrá que asumir el costo de la democracia o la satisfacción del trabajo realizado.

Porque de eso se trata, de ir en busca del voto, y no solo apostarle a las encuestadoras o a las estructuras partidistas o confiarse en la cantidad que acude a los mítines. No. Las elecciones se ganan el día de la jornada electoral y ese día ocurren muchas sorpresas y hay bastantes sorprendidos. Si no, al tiempo.

Comparte con tus amigos










Submit