Familia de 10

Familia de 10

Comparte con tus amigos










Submit

Yerno contra suegro. O suegro contra yerno. Como usted quiera verlo. El yerno es síndico en el Ayuntamiento de Chilpancingo. El suegro un político. Víctor Manuel Ortega Corona en el papel de síndico. Pioquinto Damián Huato político desde hace 30 años, por lo menos. Y…casi todo sale a flote.  Dos, son los temas de conflicto. Y no son por lazos familiares, sino de índole político. Por lo menos, Ortega, en sus declaraciones omite la relación familiar, pero acusa a Pioquinto de estar detrás de una manifestación por supuesta violencia femenina y acoso sexual.

 

La supuesta víctima María de Lourdes García Urióstegui, subsecretaria de salud municipal y ex pareja de Ortega Corona, denunció que el síndico “circuló” en redes un vídeo sexual” de ella sin saber cómo lo obtuvo. A esta acción la calificó como “abuso de autoridad, violentarla políticamente y abuso”. En respuesta y ante una rueda de prensa, el síndico sostiene que quien está detrás de la protesta es Pioquinto, porque quienes acompañan a la demandante son comerciantes y muy cercanos al político.

 

Ortega Corona responsabilizó a su ex pareja de cualquier cosa que le suceda porque lo vinculó con organizaciones del crimen organizado. Llamó irresponsables, tanto a Pioquinto como a García Urióstegui, porque convocaron a personas cuando existe un alto grado de contagio por el virus. El síndico mencionó que Pioquinto le dijo que tenía que renunciar a su puesto de Síndico para que en su lugar entrara uno de los hijos del político, quien se desempeña en Protección Civil. Añadió el funcionario que él no iba a renunciar, ya que fue electo por la sociedad chilpancinguense.

 

Va la interpretación. Quien propuso en la planilla del PRD a Víctor Manuel Ortega Corona como síndico fue su suegro Pioquinto Damián Huato. Efectivamente, Pioquinto le pidió el puesto a Ortega Corona, para que llegara su hijo. Quien manda políticamente es Pioquinto. Ortega Corona es suegro de Pioquinto Damián Huato y de allí es que le ayuda para llegar a ser síndico. Ahora que le piden el puesto se aferra. Pioquinto aprovecha la crisis de pareja de Ortega Corona con García Urióstegui para desacreditar públicamente al síndico. El proceso de divorcio se está dirimiendo en juzgados.

 

Creo que Pioquinto piensa que si no es por la buena, será por la mala. Recuerdo la frase de un amigo que hacía política. “Quienes nunca han hecho política y se ven inmiscuidos en ella, o son torpes porque cuando charlas con ellos te dicen “todo” o creen que sus méritos son tan extraordinarios que piensan que han llegado por ello”. Ni hablar, estamos en contacto con una familia de 10.

 

Comparte con tus amigos










Submit