Federalismo y Centralismo (IV)

Federalismo y Centralismo (IV)

Comparte con tus amigos










Submit

En los estados de la federación, hemos sido testigos de escándalos mayúsculos (los Duarte, Tomás Yarrington, Humberto Moreira, Borge, Guillermo Padrés, por mencionar solo algunos); se habla de que los recursos son mal aplicados, que se realizan obras públicas sin los estudios de factibilidad correspondientes, que no hay desarrollo económico ni seguridad, etc. que se da una gran cantidad de asesinatos, desapariciones, violaciones a los derechos humanos, no hay rendición de cuentas, controlan la prensa, hay nepotismo, etc. Por lo tanto, al parecer, es contraproducente una descentralización. 

Cabe señalar, que la Constitución General de la República prácticamente sólo fue una copia de otras constituciones, en particular de la de Estados Unidos e Inglaterra, y de éstos se tomó la idea del federalismo, países que si tenían y tienen condiciones para un real federalismo, en cambio, en México no se dan tales condiciones, ni antes ni hoy, para tal régimen.

El federalismo es un régimen político en que las sociedades locales pueden controlar a los gobiernos locales por su cercanía, además de exigirles que les cumplan sus demandas; situación que no se da en México. 

Existen hoy países que son democráticos liberales y parlamentarios; más sin embargo, tienen un régimen centralizado, como ya lo anotamos, ahí está, por ejemplo, Francia; cuyo régimen centralista les funciona muy bien.

Si las condiciones son para un centralismo en México, pues eso es lo que debe darse o de existir. ¿o no?. No hemos tenido un federalismo sino caciquismos y hoy “príncipes feudales”.

Decía Vasconcelos, que México, debería ser una República de municipios libres, y no más.

Pero en fin, esto de que desaparezcan las figuras de los gobernadores es sólo una utopía.

Si el Sr. Presidente electo, cree que sus programas no le funcionarán como los gobernadores prianistas se lo exigen, pues tiene todo el derecho de hacerlo como él lo crea más conveniente, o que ¿los más de treinta millones de votos en las elecciones próximas pasadas no fue ese su mensaje?

Los panistas ya perdieron el rumbo, son un desorden, que se lo agradezcan a Vicente Fox y a Felipe Calderón. Los priistas pasan a la historia con el sello de la corrupción, que se lo agradezcan a Enrique Peña Nieto.

Comparte con tus amigos










Submit