Fieles católicos acudieron a tomar ceniza pese a la pandemia del Covid-19

Fieles católicos acudieron a tomar ceniza pese a la pandemia del Covid-19

Comparte con tus amigos










Submit

Hubo personas que solicitaron ceniza para llevar


Marisol Renteria

Este miércoles la Iglesia Católica dio inició a la Cuaresma con el rito de la imposición de la ceniza, misma que ahora por la pandemia del Covid-19 fue puesta a través de una pequeña pizca de ceniza sobre la cabeza de los creyentes.

Desde muy temprano hubo fieles católicos que acudieron a las diferentes parroquias de la ciudad, entre ellas la Catedral de Nuestra Señora de la Soledad, ubicada en el zócalo.

Cabe hacer mención que antes de ingresar al templo el personal de la iglesia le toma la temperatura a cada persona y le ofrece gel antibacterial, tal y como lo establece el protocolo de salud para evitar el contagio del coronavirus.

En este Miércoles de Ceniza, el recinto cumplió con la capacidad indicada, y solo hubo dos personas por cada banca.

Para tomar ceniza, los acapulqueños hicieron una fila y una religiosa puso en la cabeza de cada persona una pizca de ceniza, recordándole “que polvo eres y en polvo te convertirás”.

Para quienes no pudieron acudir a tomar ceniza, hubo familiares que la solicitaron para llevar y así evitar exponer a sus seres queridos.

Chilpancingo

Con el Miércoles de Ceniza, los católicos inician la Cuaresma por 40 días, tiempo en el que se preparan para recibir la Pascua.

En la catedral de la Asunción de María, en el centro de Chilpancingo, los párrocos colocaron ceniza en la cabeza de los fieles sin tocarlos, para evitar el contagio por el Covid-19, mientras que en las iglesias como la del barrio de San Mateo, en una canasta colocaron bolsitas con ceniza, para que quienes quisieran tomaran para llevarse a su casa e imponérsela junto a sus familiares diciendo las frases: “recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás” o arrepiéntete y cree en el evangelio”.

Comparte con tus amigos










Submit