Firma de Gaspar

Firma de Gaspar

Comparte con tus amigos










Submit

Chilpancingo es un caos. Esta situación no es nueva para los capitalinos, desgraciadamente.

En la administración pasada de Marco Antonio Leyva Mena se vivió una situación similar.

La diferencia es que en la administración priista, nunca se dejó de pagar salarios, al compararse con la actual del partido perredista.

Y lo que es la política, ambos partidos, antes adversarios; hoy son aliados.
Y también por destino de la política y en este “ambiente de amigos” hasta podría repetir Antonio Gaspar Beltrán.

Dicen los “decisidores” que el actual presidente municipal es “la mejor opción” para enfrentar a la coalición Morena-Verde-PT. ¿Deveras, será?
La única medición que podrían tener los que deciden en los partidos políticos es “la encuesta”, a la cual le pondría calificar como sondeo.

Hablan al celular y al teléfono del domicilio. Por lo general no contesto números desconocidos…por aquello de que no quiero pasar un momento desagradable…usted, estimado lector, sabe a lo que me refiero.

En una ocasión sonó el celular y me pareció observar un número conocido. Contesté y de inmediato oí la grabación sobre, la que dicen, una encuesta. Elegí las siguientes palabras para configurar la presión: “número seleccionado al azar” y repetían “el nombre del aspirante en cada frase” que, se supone, es pregunta. Por lógica respondes lo que la grabación quiere.

Y es así, como se configura que Gaspar pueda estar en las preferencias del sondeo telefónico.

Pero vayamos a las acciones del presidente municipal de Chilpancingo. Desde que tomó posesión tuvo, cada quince días, una manifestación de inconformidad. La distribución del agua es un desastre, basta con escuchar la radio para comprobar que la ciudadanía está inconforme. La obra no es del gobierno municipal, sino del gobierno estatal.

Gaspar ventiló públicamente sus preferencias sentimentales con personal que le auxilia.

Lo peor de un político, en los momentos actuales, es que el presidente municipal, ante cualquier solicitud responda si, y no cumpla.

Se ha acuñado la siguiente frase para enmarcar el desempeño de Antonio Gaspar Beltrán. Es un político que ofrece respuestas; pero no es sinónimo de soluciones.

De esto que escribo, lo constatan los dirigentes sindicales del Ayuntamiento de Chilpancingo.

Líneas arriba describí que Chilpancingo es un caos, porque los empleados del Ayuntamiento cerraron oficinas y bloquearon avenidas y calles importantes del primer cuadro. Los trabajadores de Capach continuaron con su lucha. Ambos movimientos son para que se les pague adeudos y salarios, además se comprometa el presidente a cubrir aguinaldos.

Antonio Gaspar, para detener el vendaval les firmó un documento donde se obligar a cubrir adeudos y aguinaldos.

Sin embargo, para quien escribe, la palabra y la firma del presidente, por sus propias acciones, valen… Y, aun así, busca la reelección.

Comparte con tus amigos










Submit