Fuerte lluvia deja daños en la sierra de Atoyac

Fuerte lluvia deja daños en la sierra de Atoyac

Comparte con tus amigos










Submit

Además sobre la carretera El Paraíso-Puerto del Gallo, en los límites del municipio de Atoyac con el municipio de Heliodoro Castillo, se registró un derrumbe de tierra y piedras, a la altura de la colonia El Recordo


GUERRERO.- Una fuerte lluvia que cayó de forma aislada en la parte alta de la sierra del municipio de Atoyac dejó afectaciones en viviendas, estructuras y sobre la carretera que comunica esa zona, además de que causó alerta entre las autoridades de Protección Civil por la rápida creciente del río, el cual se desbordó y a su paso se llevó un baño y un muro de rocas y concreto.

De acuerdo con el reporte de la Secretaría de Protección Civil del estado, la tormenta aislada provocó el desbordamiento del río en la comunidad El Paraíso, ubicada a una hora de camino desde la cabecera municipal y el escurrimiento del agua que se fue hacia algunas colonias, ingresó a por lo menos siete viviendas de la calle Flores, donde el agua alcanzó apenas 10 centímetros de altura.

Además el desbordamiento del río provocó que la corriente arrancara un muro de piedras y concreto, el cual fue construido para evitar precisamente que con las crecientes del río el agua llegara hacia un criadero de marranos, además la corriente de agua alcanzó el baño de una vivienda, el cual había sido construido con láminas y madera y fue arrastrado por la creciente del afluente.

Además sobre la carretera El Paraíso-Puerto del Gallo, en los límites del municipio de Atoyac con el municipio de Heliodoro Castillo, se registró un derrumbe de tierra y piedras, a la altura de la colonia El Recordo, donde se vio afectada la circulación de forma total durante una hora, hasta que, con maquinaria pesada que se encontraba cerca de ese punto, se abrió camino nuevamente y se restableció la comunicación terrestre.

El martes durante la tarde la lluvia qué cayó como parte de una tormenta local en El Paraíso provocó alarma entre la población de esa comunidad, quienes no habían visto el crecimiento del río y arroyos de esa manera, desde 2013 cuando el huracán Ingrid y la tormenta Manuel; incluso la alerta se extendió hasta la cabecera municipal, donde se monitoreaba el cauce del afluente.

Comparte con tus amigos










Submit