Gobiernos de los bancos centrales urge solución ante economías por coronavirus: Agustín Carstens

Gobiernos de los bancos centrales urge solución ante economías por coronavirus: Agustín Carstens

Comparte con tus amigos










Submit

Agustín Carstens gerente, general del grupo de bancos centrales escribió un artículo de opinión en el que abogó por soluciones “urgentes” más ambiciosas que las usadas durante la crisis financiera de 2008


México.- Gobiernos y bancos centrales deben intensificarde manera urgende medidas para apoyar las conomías frente a esta crisis causada por el coronavirus, según dijo el domingo el jefe del Banco de PAgos Internacionales.

El gerente general del grupo de bancos centrales, el méxicano Aguston Carstens, escribió un artículo de opinión el domingo en el que abogó soluciones “urgentes” ambiciosas que las usadas durante la crisis financiera de 2008.

Las reglas establecidas después del colapso de 2008 fueron diseñadas para evitar que los bancos se excedan, pero la preocupación ahora es que no están otorgando préstamos cuando los mercados de capitales se han cerrado de golpe para muchas empresas.

“Para darles a las empresas viables un salvavidas para superar el repentino paro económico provocado por COVID-19, se necesita una solución que cubra el tramo final para llegar a las que están al borde del precipicio”, dijo Carstens.

 REUTERS/Gustavo Graf

Los principales bancos centrales se han apresurado a invertir billones de dólares en fondos de emergencia en el sistema bancario global, pero ese dinero necesita llegar a quienes lo necesitan, escribió.

Un primer paso para salvar lo que él llamó “el tramo final” sería que los bancos usaran sus reservas de capital, además, dijo, se necesita “una congelación global de dividendos bancarios y recompras de acciones”.

Carstens también recomendó préstamos bancarios garantizados por el gobierno para pequeñas y medianas empresas, equivalentes a la cantidad de impuestos que cada uno pagó el año pasado, pero solo debería ir a aquellos que fueron rentables el año pasado para limitar el alcance de la corrupción.

 REUTERS/Claudia Daut

Los “préstamos de impuestos diferidos” podrían ser titulizados y refinanciados por el banco central, y cualquier pérdida será sufragada por los gobiernos.

Finalmente, dijo, estos principios deben “globalizarse”, basándose en las líneas de swaps de dólares del banco central para canalizar la liquidez y evitar que las cadenas de suministro mundiales se desmoronen.

La calificadora estadounidense Moody’s Investors Service, hace unos días publicó una actualización sobre sus proyecciones de crecimiento, donde estima que la economía mexicana se contraerá 5.2% durante el primer trimestre del año y 3.7% a final del 2020 debido a la crisis económica ocasionada por la pandemia de COVID-19.

Mientras que anteriormente la calificadora proyectaba un crecimiento de 0.9% para este año, la estimación sobre la recuperación del PIB de México continúa en 0.9% para el 2021. En comparación, Moody’s estima que la economía estadounidense registrará una contracción de 2% en el 2020 para después crecer 2.3% el año siguiente.

REUTERS/ Henry Romero

En el reporte The coronavirus will cause unprecedented shock to the global economy la agencia calificadora afirma que son dos razones las que convierten al país en uno vulnerable ante la crisis económica y sanitaria: la débil respuesta política del gobierno mexicano y su exposición y dependencia a la economía estadounidense.

Indicó además que una reducción considerable de turismo en México, industria que representa aproximadamente 16% del PIB del país, es otro factor de vulnerabilidad.

Moody’s informó que la crisis sin precedentes, ocasionada por la pandemia global, llevó a ajustar sus proyecciones de crecimiento conforme a los costos que el coronavirus tendrá en la economía de los países y la respuesta de los gobiernos para manejar la recesión y la propagación, prevención, y tratamiento de la enfermedad.

 REUTERS/Gustavo Graf

El reporte también indicó que, en noviembre del 2019, se estimaba que las economías del G-20 crecieran un 2.6% en 2020. Debido a la crisis se contraerán un 0.5% este año y repuntarán con 3.2% en el 2021.

La agencia señaló que los riesgos para el crecimiento siguen siendo considerables a pesar de que las medidas de política se reafirmen y los efectos, profundidad, y duración de la crisis económica sean más comprensibles.

También afirmó que las medidas políticas y económicas que gobiernos están adoptando, como la tolerancia regulatoria y la garantía de ingresos, tienen el objetivo de mantener la estabilidad financiera al disminuir el riesgo de incumplimientos que debilitan la economía.

Comparte con tus amigos










Submit