Grupo de choque impide la apertura de centro de salud

Grupo de choque impide la apertura de centro de salud

Comparte con tus amigos










Submit
  • El gobernador Héctor Astudillo, opta por la prudencia y se retira del lugar

  • La directora de Comunicación Social estatal, Erika Lührs llamó a la prudencia

  • Dijo que no es el momento de buscar un conflicto político en medio de la pandemia


Cruz Grande, Gro.- Un grupo choque integrado por unas 40 personas, impidieron la mañana de este jueves que el gobernador Héctor Astudillo Flores inaugurara y pusiera en operación el centro de salud con servicios ampliados de esta ciudad de Cruz Grande, municipio de Florencio Villarreal, región de la Costa Chica.

Apostados en la reja que da acceso al centro de salud, en su mayoría mujeres con pancartas y entre gritos de “queremos hospital, no centro de salud”, impidieron el ingreso del gobernador y su comitiva, entre ellos, el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán.

El gobernador pidió que se conformara una comisión para poder dialogar sobre el asunto, pero se negaron, cerrados completamente con la única idea de impedir que entrara al centro de salud para que lo inaugurara y lo pusiera en funcionamiento para la atención de personas contagiadas por Covid-19.

Héctor Astudillo optó por la mesura y retirarse, sin embargo, cuando lo hacía, le lanzaron un bote de plástico con agua y el gobernador regresó a pedirles prudencia, se dio la media vuelta y se fue.

En la transmisión de este mediodía, en la cuenta de Facebook del gobernador Astudillo, la directora general de Comunicación Social, Erika Lührs Cortés, lamentó que “un grupo muy reducido de personas” impidieron la puesta en marcha del centro de salud, el cual, recordó, ya tenía 5 años “abandonado” y sin equipamiento cuando dio inicio la actual administración estatal.

“Un grupo de personas, más ligadas a intereses políticos que de otro tipo, no permitió, por ahora, que se pusiera en operación el centro de salud, sin embargo, es un compromiso del gobierno que encabeza Héctor Astudillo de brindar todo el servicio de salud que esté a nuestro alcance a la comunidad de Costa Chica, que es mucho más que el grupo que lamentablemente no permitió que se pusiera en operación”, dijo.

Lührs agregó: “ya llegará el momento de que pongamos en marcha este centro de salud con la gran capacidad que tiene el gobernador Astudillo de atender cada una de las demandas que se le presentan, esta no será la excepción. Pero hacemos llamado a quienes confunden la política con la salud, que este no es el momento, estamos en un momento de emergencia nacional por la pandemia y no es el momento de buscar un conflicto político al margen o dentro de un problema de salud. Como lo dijo bien el gobernador esto empezó siendo un problema de salud, lamentablemente también tenemos un problema económico, no permitamos que se convierta en un problema político”.

Entre los asistentes a este evento se comentó que la protesta fue dirigida por intereses del Movimiento de Renegación Nacional (Morena).

En redes sociales circularon versiones de que entre los manifestantes se encontraba el doctor Eloy Rodríguez Felipe, quien pretendería ser el director del nuevo centro de salud con servicios ampliados y aspira a la Presidencia Municipal de Florencio Villarreal.

Con base a documentos de la Secretaría de Salud de Guerrero, el médico Eloy Rodríguez Felipe, “fue acusado por abuso sexual a pacientes de su núcleo”, por lo que se le inició una investigación a través de la Subdirección Jurídica de la dependencia.

Por esa razón, en agosto del 2015, tras mostrarle las quejas en su contra, el área jurídica le cambió su adscripción laboral al centro de salud de la localidad de Te Cruz, municipio de Ayutla de los Libres.

Sin embargo, en un oficio fechado el 3 de julio, el comisario de Te Cruz, José Mateo Sánchez Sánchez, denunció que el médico Eloy Rodríguez Felipe no desempeñaba correctamente su trabajo.

“…trabaja un día o dos día a la semana es muy lento atiende tres personas en todo su horario, se pone a discutir con la gente que acude a su cita médica y los amenaza con darlos de baja del programa (ya desaparecido) de Prospera. Principalmente la mujer del doctor es la que discute más con las señoras del pueblo y no es personal autorizado”, indica el oficio.

Pero además, en el centro de salud de la localidad de Te Cruz, detectaron que tenía a su hijo de un año de edad y a su esposa, pero ésta se hacía pasar por enfermera, incluso se ponía una filipina para atender y recetar medicamentos.

El médico, según los documentos, se rehusó a firmar la minuta de acuerdo donde lo reconvenían y pidió que lo cambiaran de adscripción, porque argumentó que estaba enfermo de tuberculosis y diabetes.

En redes sociales hay fotografías de este hombre, acompañado por mujeres con la leyenda “La unidad es progreso…2021”.

Durante la protesta de este jueves, hubo manifestantes, entre hombres y mujeres que irrumpieron en el centro de salud y tomaron fotografías con sus celulares de todo aquél que vieran a su paso y de las áreas de atención.

Sobre el centro de salud con servicios ampliados de Cruz Grande, el secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña, explicó que estas instalaciones cuentan con una sala de quirófano, una sala de expulsión, otra de Rayos X, de ultrasonido, así como camas y ventiladores para enfermos por Covid-19, por lo que destacó y reconoció las gestiones que durante cinco años ha realizado el gobernador Astudillo para recuperarlo, rehabilitarlo, concluirlo, equiparlo y ponerlo en mecha, lo cual, aseguró, no ha sido tarea fácil.

Por la noche de este jueves, el gobernador Héctor Astudillo posteó lo siguiente en sus cuentas de redes sociales: “El personal de salud merece todo nuestro respeto, es inaceptable que hayan sido retenidos por más de 6 horas por un pequeño grupo que, por intereses políticos y en plena pandemia intentó impedir el inicio de operaciones del Centro de Salud con Servicios Ampliados de Cruz Grande; una obra que por más de 10 años estuvo inconclusa. Entendemos las diferencias, pero no aceptamos el atentado contra la salud pública. Ponerlo en marcha es un asunto de bienestar social para la Costa Chica. Quienes realizaron este miserable acto deberían avergonzarse”.

(IRZA)

Comparte con tus amigos










Submit