Hacia un nuevo orden mundial

Hacia un nuevo orden mundial

Comparte con tus amigos










Submit

Hace unos días atrás platiqué con Carme Colomina, investigadora del Centre for International Affairs (CIDOB), acerca del reacomodo de fuerzas que estamos atestiguando en esta transición hacia un nuevo orden mundial.

Hablamos primero de esa sentida foto de familia del G20, en la que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, brilla por su ausencia, en mi opinión una pena que se haya perdido de este relevante foro.

En voz de Colomina, la instantánea es toda una declaración política de intenciones, muy observadora, aduce que esa distribución de los líderes para tomarse esa gran foto significa en parte “el cambio de era”; hay un viraje hacia un nuevo rumbo y se atraviesa una etapa transicional.

“Vemos a Merkel que la colocan en una punta mientras los países de la Commonwealth están mejor posicionados en el centro; por su puesto, Turquía y Arabia Saudita aparecen con una posición preminente”, subraya Colomina.

Esa primera línea, la de hasta adelante, estaba ocupada por personajes bastante cuestionados en materia de derechos humanos como sucede con Turquía, Arabia Saudita, Estados Unidos, China y Rusia.

Lo interesante de esta reunión recién concluida, indica la analista internacional, es que permite visualizar cómo se están reequilibrando los poderes en el mundo y cómo hay visiones claramente enfrentadas casi en proceso de colisión.

“Vemos alianzas transnacionales de fuerzas populistas y otras de países comprometidos con el multilateralismo y todo eso se dejó al descubierto en las negociaciones con muchas reuniones bilaterales previas y en los márgenes del G20”.

Y eso, añade, la experta del think tank ubicado en Barcelona, afecta a la UE porque precisamente lo que se está poniendo en tela de juicio son las reglas del juego de su relación interna con los estados miembros, de su relación de vecindad con aliados o socios más próximos; pero también de sus relaciones internacionales y de sus alianzas tradicionales construidas desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Y claramente está su relación trasatlántica con Estados Unidos.

Hay voces que hablan de democracias deformadas por el culto de la personalidad, para ella, el problema que tiene la UE es que está a merced de fuerzas centrífugas y centrípetas, de la presión externa e interna.

“La democracia liberal sobre de la que se construye el proyecto de la UE no solo está desafiada desde el exterior sino también en el interior, eso es lo que hace que la UE sea más vulnerable que nunca. No solo es un modelo a exportar como poder global, como actor influyente en su región, y en su vecindad, sino que ahora está cuestionado desde su interior. Ahora hay estados miembros que discuten cuáles son los valores fundacionales de la UE y qué implican los deberes de ser miembros de la UE”.

A COLACIÓN

De la sorpresiva noticia de que finalmente la UE tendrá un acuerdo comercial en marcha con el Mercosur, tras casi veinte años de negociaciones empantanadas, Colomina cree que este movimiento obedece a la necesidad de la UE de demostrarle a Trump su convencimiento a favor del libre comercio y del multilateralismo.

“Ese es el mensaje más importante de la firma con el Mercosur, una forma de decirle que la UE cree en el multilateralismo; segundo, es un mensaje a favor del regionalismo, la UE es un proyecto regionalista y eso a la vez promueve y defiende la vinculación con el Mercosur… es decir que el regionalismo tiene futuro al ponerlo en la agenda política en América Latina pero también en general”, afirma convencida.

Otro aspecto de este desbloqueo es el tándem formado en los últimos años entre España y Alemania, Colomina abunda que ambos han pasado años en una cierta entente, una coordinación.

“No solo cuando estaba el anterior presidente del PP que se entendía con Merkel por ser de la misma familia política, también con la llegada de Pedro Sánchez; hay una petición de España para el desbloqueo y Alemania ha dado su apoyo”, subraya.

Mientras el mandatario estadounidense da un paso atrás, la UE y el resto del mundo lo dan hacia adelante… quedarán eliminados los aranceles para el 93% de las exportaciones del Mercosur.

Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales.

Comparte con tus amigos










Submit