Hito mundial

Hito mundial

Comparte con tus amigos










Submit

El virus está reconfigurando al ser humano. El título del presente texto indica preci­samente una transformación del comportamiento humano de 180 grados. Como cualquier mutación, existen resistencias. Los vicios frente a hábitos en una persona son batallas que surgen en el pensamiento y dan guerra dirigida a la actuación. La confron­tación es al límite. No, no es fácil ni sencillo, hasta que emerge la determinación.

 

Si esto que comento es una lucha individual francamente por un cambio (nunca se sabe si para bien), imaginemos intentar una transformación social. En este nivel de muda de una sociedad concuerdo con Carlos Marx y Federico Engels, se hace necesario una dictadura. Ellos la califican de proletaria. Pero, finalmente es control de todo. Así, solo así, se puede cambiar a una comunidad. Lo que estamos viviendo, algunos le llaman momentánea; otros, a aprender a vivir con ese virus, es un hito en la historia mundial. Las pandemias anteriores estuvieron focalizadas. O en una región, o, cuando mucho en un continente.

 

El virus del siglo XXI aprieta a casi todo el globo terráqueo. Salvo cinco o siete países. Lo demás se encuentra contagiado. Para detener el contagio del virus deberían aplicarse medidas drásticas, como casi inmovilizar a la ciudadana. Lo expongo de esta manera. La muerte acecha como quiérase verle. Si salimos nos exponemos al contagio y también a la expiración. Si no nos movemos del mismo modo estamos expuestos a la inanición en casa, porque no llegan alimen­tos. Ante esta encrucijada, la autoridad o el gobierno debe tomar una decisión.

 

O deja que circule la gente para que se contagie y luego (muchos) halle un lugar de reposo. O le prohíbe “salir de casa”. La primera opción responsabiliza al ciudadano. En la segunda se res­ponsabiliza el gobierno porque tiene que ayudar económicamente a su sociedad. En la segunda alternativa se detiene el contagio y cabe la posibilidad de reactivación temprana. Es decir, no se alarga el periodo de cuarentena. Lo que escribo en este último párrafo lo aplicaron en España e Italia. Por supuesto que no nos podemos comparar con esos países. Pero allá, en cuatro meses se reactivó la economía, con muchas medidas de higiene, pero ya están comprando y vendiendo. Y están trabajando.

 

Aquí, en México ya cumplimos ese periodo y nos encontramos en los niveles más altos del contagio. La SSa reporta siete mil nuevos casos diarios -en promedio- en esta semana. No se aplana el contagiadero y menos está controlado. Seguimos expuestos. Todos. Los que han permanecido en casa y con mayor riesgo quienes circulan por las calles, estos a su vez pueden llevar el virus al hogar. Otra lectura del hito. Fue un acontecimiento. Nuestro hito mexicano lo seguimos viviendo. Es presente.

Comparte con tus amigos










Submit