Humillación

Humillación

Comparte con tus amigos










Submit

AMN.– Durante tres años ha humillado al mundo al derecho y al revés, pero hoy sabe en carne propia lo que es la humillación por el abuso de poder y el desacato al Congreso norteamericano.

Sí, le estoy hablando del lunático Donald Trump, la bestia trumpiana que merced a su estúpido comportamiento humano se ha convertido en el tercer presidente norteamericano en ser sometido a un vergonzoso y humillante juicio político por haber exigido a Ucrania favores político-electorales personales, a cambio de ayuda militar, ya aprobada por el Congreso norteamericano.

Pero ¿qué es la humillación? De acuerdo con el tumba burros, humillación se refiere a la ofensa que alguien o algo causa en el orgullo o el honor de una persona. Sí, la mayoría demócrata en el Congreso norteamericano le pinchó el orgullo al rey pelos de elote quien pasará una amarga Navidad y seguramente tomando altas dosis de passiflorine o de algún otro poderoso calmante porque la bestia trumpiana maldice a todo mundo y quiere llorar. Los ricos también lloran y también son humillados. ¿Salvará la mayoría de los senadores republicanos a esa bola de orgullo que un día sí y el otro día también se la pasa humillando a propios y extraños?

En la Cámara de Representantes el histórico miércoles 18 de diciembre, ningún congresista republicano votó en contra de Donald Trump, a diferencia de los 228 demócratas que dijeron sí al juicio político, a riesgo de sufrir un revés al momento de buscar su reelección en distritos donde la bestia trumpiana tuvo gran arraigo en el 2016.

La lógica nos dice que la misma línea será seguida por los republicanos en el Senado, aunque tendrán que evaluar la monumental división del pueblo norteamericano que en un 52 %, según las encuestas, exige que deje la presidencia por gandaya e hijo del maíz.

Pero aunque Donald Trump se ha salvado en el Senado gringo, los demócratas habrán logrado no solo humillarlo, sino desplazarlo de las preferencias electorales para la reelección del 2020. Lo cierto es que una vez más los politicastros y las lacras sociales llamadas partidos políticos, lo único que saben hacer es dividir a los pueblos, siguiendo al pie de la letra la máxima del emperador romano Julio César: “Divide y vencerás”. ¿El Senado norteamericano evitará la humillación total de quien ha humillado al mundo? Para muestra un botón: A los mexicanos, el güero loco los ha tildado de “la basura del mundo”. ¡Todo un caso para la psiquiatría universal!

Pero en lo que se completa la humillación a Donald Trump, este jueves 19 de diciembre, por 385 votos fue aprobado el controvertido T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá. Ahora, irá al Senado gringo, donde los republicanos lo usarán como un toma y daca contra el juicio político a Donald Trump. No hay prisa por aprobarlo y como se puede ver el Tratado Comercial podría quedar atrapado en el proceso electoral norteamericano.

A propósito del T-MEC, recomiendo leer el capítulo número 23 que se refiere al aspecto laboral y en el cual se detalla con toda claridad la imposición de inspectores que vigilarán con lupa a las empresas mexicanas para que no se salgan del huacal. No sé por qué demonios López Obrador se sacó de la chistera el mafufo término de que salió de la “clandestinidad” y por qué si chafita negociador José Seade se dijo tan sorprendido por el chamaqueo. Nos queda claro que ni uno ni otro y menos los senadores leyeron el Tratado en “letras chiquitas”. A ver si no entregan un día de estos sin darse cuenta. (info@agenciamn.com)

 

Comparte con tus amigos










Submit