Ideología y cambio

Ideología y cambio

Comparte con tus amigos










Submit

Con frecuencia leo en las redes opiniones en el sentido de que si queremos un cambio, construir un mundo mejor, y que para tal fin, necesitamos, en primer lugar, cambiar nosotros mismos, cambiar nuestra forma de pensar; y, en segundo lugar, que tendríamos que cambiar nuestro medio ambiente social. Totalmente de acuerdo, pero, precisamente, nos encontramos que uno de los tópicos de las ciencias sociales, es precisamente este, al que se le nombra el “análisis del cambio social”; y advierto que no es un tema sencillo, es muy complejo.

Uno de los pensadores que dedicó casi su vida entera a esta problemática, fue el Sr. Carlos Marx, para ello, analizó e hizo un estudio profundo del sistema social llamado o conocido como “el capitalismo”. Uno de sus primeros temas de la amplia obra de Marx, es nada menos que la ideología y la enajenación. El creó, junto con su compañero de lucha, Federico Engels, la famosa “Teoría Materialista de la Historia”, y en términos generales, ahí plantean que es la vida material la que determina la conciencia, que tenemos que conocer la forma de cómo funciona la economía para explicarnos el porqué de una determinada ideología, que son las relaciones sociales que se dan entre los hombres junto a las fuerzas productivas, las que determinan la vida política, ideológica y social, que son estas formas las que nos hacen pensar de una u otra forma, es decir, es la vida material la que condiciona y nos lleva a formarnos una determinada ideología, etc.

Nos dicen estos grandes científicos, Marx y Engels, que la ideología no se explica por la conciencia misma, por la vida misma, sino por la vida material que llevan los elementos de la sociedad, que la conciencia es un reflejo de la vida material. Pero también nos señalan, que la sociedad crea en torno a este sistema muchos mitos acerca de la economía. Uno de ellos, por ejemplo, es que se considera que el sistema social capitalista, no tiene una vida histórica, es decir, se piensa que es un sistema natural, creado por fuerzas naturales o sobrenaturales, y que no es creado por el hombre mismo; que prácticamente no se puede cambiar, que es eterno o que mientras exista el hombre este es el único sistema en que se puede vivir. Señalan que hacemos de este sistema social una mistificación. Nos enseñan estos señores, que también la sociedad crea fetiches de lo que el mismo hombre produce, le atribuye poderes que en realidad no tienen. En el “Capital”, obra cumbre de Marx, existe un capítulo dedicado a este problema al que titula: “El fetichismo de la mercancía”. Por consiguiente, tenemos que destruir esta mistificación de la vida social y los fetiches atribuidos a los productos que el hombre crea, para poder cambiar nuestro entorno o medio ambiente social

Volveremos sobre esta temática que es muy importante.

Comparte con tus amigos










Submit