Informe

Informe

Comparte con tus amigos










Submit

El informe del presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo, fundamentalmente, dos objetivos: político y mediático. Ejerció su poder como presidente y afianza a sus seguidores, como también vigoriza a sus adversarios. AMLO manejó bien su marketing. Desvía la atención de la situación difícil económica que atraviesa y nos distrae con si es el primero o el tercer informe.

No fue informe y su contenido fue político, es decir, cómo ve el presidente su desarrollo al frente del país. No hubo cifras creíbles, tal y como ha sucedido en la mayoría de los informes presidenciales. El programa más importante se ubica en el sector juvenil. En donde ha invertido mucho dinero. Es el manejo de la conciencia de este rubro. El más maleable.

Efectivamente llegó a acuerdos con un sector de los empresarios. Los tiene divididos. Pero Carlos Slim, el rico personaje de México, lo ha declarado en diferentes tiempos y lugares, todavía mantiene sus reservas. En la información de inversión extranjera dijo el presidente que han llegado nuevos recursos, así en general; mientras que los indicadores bursátiles indican que en este rubro ha caído 15 por ciento.

El peso se encuentra por las 20 unidades frente a un dólar. El presidente dijo que se ha incrementado el empleo. Miles se quejan porque han sido despedidos. AMLO, al igual que informes anteriores, ven otro país. Nos invitan a sus anhelos. Sin embargo, la realidad es otra.

Es cierto, de acuerdo a las encuestas, mantiene preferencias entre la gente. Pero otros sectores se han ido desengañando. 2021 será la prueba para AMLO. Su mayor desafío es mantener la unidad en su partido. Asunto que se ve complicado porque sus seguidores, al igual que el presidente, hacen su política.

Comparte con tus amigos










Submit