INGOBERNABILIDAD

INGOBERNABILIDAD

Comparte con tus amigos










Submit

Cunde la ingobernabilidad en México. Se acentúa el vacío de poder, por no poder. ¿México está en vías de convertirse en un polvorín político y social? Analicemos con serenidad y objetividad el desastre político que vive la patria mexicana. Son ya, muchos frentes en los que cunde la ingobernabilidad y el vacío de poder, echemos un vistazo a los principales focos de infección política en el país.

Sumamente preocupante resulta la amenaza del crimen organizado contra el ejército mexicano al que virtualmente y antagónicamente se le ha declarado la guerra, pues en Tamaulipas las gasolineras se niegan a dar combustible a las unidades del ejército mexicano bajo la advertencia de que “sí lo hacen, serán incendiadas”. ¿Dónde está la secretaría de gobernación y el presidente de la república? ¿Seguirá permitiendo el comandante supremo de las Fuerzas Armadas que nuestros juanes sean humillados?

Para la gran mayoría de los mexicanos resulta inamisible que el presidente permita que al ejército se le siga humillando y ultrajando su dignidad tal es el caso que se les permite que se les escupa en la cara, se les orine sobre ellos y que cometan todo género de ultrajes antes que aplicar el estado de derecho, y que por desgracia el presidente de la república confunde aplicación de la ley, con una disque represión “al pueblo bueno y sabio”. ¿Hasta cuando se tolerará que ese “pueblo bueno y sabio” humille a las instituciones castrenses y a la propia institución presidencial? ¡Qué peligroso! porque las mafias que están incrustadas en “el pueblo bueno y sabio” parecen estar dispuestas a todo, ante el vacío de poder y la ingobernabilidad que campea en el país.

Otro foco de infección política lo han conformado en la Baja California Jaime Bonilla al querer agandallarse una gubernatura por 5 años, cuando fue electo por 2 años. Ya que el presidente de la república no es capaz de dar un manotazo y poner un alto, y decirle a su muy dilecto amigo que está haciendo muchas olas y esas olas le afectan a su gobierno, igual que Cuitláhuac Garcia, “el gobernadorcito” de Veracruz que ha convertido al estado mas bullangero de México en un macabro polvorín y el único culpable de esa masacre se llama Andrés Manuel López Obrador, quien en reiteradas ocasiones le da espaldarazos a su amigocho Cuitláhuac Garcia asegurando que es un hombre cabal y honesto, lo que ha servido para que el desgobernador veracruzano acentúe su pleito político a muerte con el fiscal independendiente Jorge Winckler depuesto este martes en medio de zafarranchos y marranadas ilegales.

A la ingobernabilidad y el vacío de poder, por no poder se sumó Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, quién tuvo la brillante ideota de vociferar “Sí, a la reelección en México”, para perpetuarse otros 2 años al frente de ese cuerpo legislativo. Los morenistas como si estuviésemos en la era del viejo PRI quisieron agandallarse la presidencia de la Cámara de Diputados reformando con dedicatoria el artículo 17 de la Ley Orgánica del Congreso Mexicano, lo que provoco que toda la oposición se uniera contra Morena advirtiéndole que ninguna reforma constitucional promovida por AMLO pasaría en el Congreso de la Unión, lo cual presume que ataría las manos para que AMLO pueda ser alguna reforma constitucional en los próximos dos o tres años, esperando lo que ocurra en las elecciones de diputados federales del 2021, cuando Morena podría ser echado vergonzosamente del paraíso político, por no poder y por sus prácticas políticas sucias.

Felizmente, Muños Ledo entendió que se estaba despidiendo indignamente y prefirió terminar con el porfiriato dictatorial en la Cámara de Diputados, donde los ánimos siguen en el caldero político y solo falta que un buen día lleguen también los balazos como en la era callista y cardenista.

Comparte con tus amigos










Submit