Jardín Palmas sin camiones por inseguridad

Jardín Palmas sin camiones por inseguridad

Comparte con tus amigos










Submit

Vecinos tienen que caminar para poder llegar hasta la carretera Acapulco-Zihuatanejo y ahí tomar transporte


ACAPULCO.- Las calles de la colonia Jardín Palmas se observan solas, los locales comerciales han cerrado sus cortinas y el transporte público se ha reducido sólo al servicio de taxis colectivos, pero con ciertas reservas sobre los lugares que transitan y el horario, todo esto, a consecuencia de la violencia e inseguridad que impera en la zona.

Desde temprano, trabajadores y estudiantes comienzan a bajar caminando desde las zonas altas del núcleo poblacional, para poder llegar hasta la carretera federal Acapulco- Zihuatanejo y ahí tomar ya sea el camión urbano, taxi colectivo amarillo o urvan, que los traslade hasta su destino.

TE PUEDE INTERESAR: Han asesinado a 18 choferes y atacado cinco sitios de taxis en dos meses  

Desde hace casi de dos meses el temor tras los hechos violentos que ocurrieron en dicha colonia, cuando dos camiones urbanos fueron quemados, el servicio de la ruta dejó de trabajar, pero sólo ahí, porque en las demás como: Almendros, Azteca y Mangos, sigue funcionando.

Los conductores de taxis colectivos que parten de distintos sitios, aseguran que han restringido su servicio hacía Jardín Palmas y que después de las ocho o nueve de la noche, definitivamente no suben y durante el día sólo llegan a la glorieta.

Ciudadanos tiene que tomar transporte en la carretera Acapulco-Zihuatanejo | Foto: Especial

Por su parte, Alejandro Rodríguez, quien es habitante de la zona, dijo que: “Tendrá como mes y medio que pasó el desastre allá arriba (quema de camiones y balaceras), que ya no hay. Hay colectivos, pero nada más llegan hasta la mitad y no hay nada después de las nueve de la noche, por que únicamente llegan hasta la avenida principal, pero de ahí la gente se tiene que subir caminando”.

TE PUEDE INTERESAR: Vecinos de la Jardín no salen por miedo   

En tanto, Sara Gallardo, madre de familia, se quejó de la falta de apoyo por parte de las autoridades para brindar ayuda a quienes viven ahí.

Si hemos modificado los horarios, en la noche ya no salen y para nosotros es difícil estar bajando a tomar el carro y es caro andar en colectivo; cobran 17 pesos y para subirse son otros 17, comentó Sara Gallardo.

Giovanna, quien es estudiante de preparatoria, desconfiada de responder a una desconocida, con pocas palabras, explicó que tiene que pagar colectivos todos los días para ir hasta su escuela, cuando antes se iba y venía en camión. “Me voy en taxi, ya no hay camiones” respondió.

Comparte con tus amigos










Submit