La alfombra roja del Oscar: un sueño que no es exactamente rojo

La alfombra roja del Oscar: un sueño que no es exactamente rojo

Comparte con tus amigos










Submit

Estados Unidos.- La alfombra roja de los Oscar es única… literalmente. No es realmente roja en su totalidad: las celebridades se pasearán este domingo sobre un color peculiar, que juguetea con tonos púrpura y deja ver pequeños destellos provocados por las miles de luces.

“No hay otro color como éste. Sólo el Oscar lo tiene, es un dato que no muchos saben. Nunca hemos cambiado los colores de la alfombra roja, que no es roja, es un color único, como cranberry (arándano)”, explica Teni Melidonian, directora de marketing y comunicación de la Academia de Ciencias y Artes.

Melidonian lleva 14 años al frente de esta área. En exclusiva, acompaña a EL UNIVERSAL a un breve recorrido en el que explica los cambios más significativos que ha tenido la pasarela más importante de la industria del entretenimiento.

“El tema este año es básicamente involucrar más a los fans, que celebren con nosotros. Los seguidores solían estar un poco atrás, ahora quisimos que estuvieran en medio de la acción, involucrados en el ambiente. Esa es nuestra meta, que quienes construyen la industria celebren con nosotros”.

Este año, detalla, se decidió incluir dos puntos estratégicos en medio de la alfombra en donde se ubicarán fans que la Academia coloca luego de un sigiloso proceso de selección. “Además de meter a los fans a la experiencia, contamos con muchos voluntarios, unos 150, que nos apoyan con el talento y otras facilidades”.

La alfombra tiene una longitud de 500 pies (unos 152 metros) en la que las celebridades podrán detenerse a charlar con la prensa de todo el mundo. Incluye lugares especiales para fotografías, una gran estructura con la leyenda “Oscars” y la GlamBOT, cámara robótica de alta tecnología que captura poses de famosos en cámara lenta.

Más adelante, el pasillo largo rumbo a las escalinatas del Teatro Dolby tiene en sus columnas iluminadas los nombres de las cintas que han ganado la máxima distinción, incluidas las de los mexicanos “La forma del agua”, de Del Toro y “Birdman” de Alejandro González Iñárritu.

“El reto más grande es crear siempre una buena experiencia para los espectadores, los fans y el talento. Y hay desafíos que son parte de la experiencia, desde el visual hasta detalles técnicos”, dice Melidonian. La sugerencia que la Academia hace a los nominados es procesada por los mánagers: por dónde caminar, las facilidades en accesos y la vestimenta.

“Recomendamos que no vistan de rojo, claro, siempre son mejor los colores oscuros o de otra índole. También es importante que todo mundo sea formal, que la prensa acuda con smokings y ropa similar, nos esmeramos para que se cumpla”. Febrero es un mes impredecible en cuanto al clima, por lo que hay una cubierta permanente.

“Nunca sabemos, no nos fiamos del clima. Incluso debajo de la alfombra, que es cemento, es la calle, así que también preparamos la alfombra”. La directora de comunicación reconoce que la temporada para alistar todo es corta: “Instalamos todo en dos semanas. Es mucho trabajo pero siempre vale la pena. Es recrear un sueño”.

Comparte con tus amigos










Submit