La buena voluntad

La buena voluntad

Comparte con tus amigos










Submit

Voluntad, del latín voluntatem, es la facultad o capacidad, determinación de hacer o no algo; capacidad o firmeza, verbigracia, con la que se ejerce un buen gobierno con voluntad inflexible. Voluntad, relativa a un mandato gubernamental con la disposición y la intención de una eficiente administración que cumpla con las demandas sociales en tiempo muy crítico.

En gira por la región Costa Chica, el gobernador Héctor Astudillo Flores dijo a congregados en acto oficial “que cada quien asuma su responsabilidad”, alusión a los tres niveles de gobierno (federal, estatal y municipal), para encontrar soluciones viables a los conflictos en un estado o región. Voluntad con buena intención de los que gestionaron el proyecto de desarrollo turístico mediante el respaldo y apoyo del Gobierno estatal para una nueva carretera costera que comunicará playa Azul con playa Ventura luego del banderazo inaugural del gobernador.

En Costa Chica, el gobernador Astudillo Flores reconoció la “labor o empeño” del presidente Andrés Manuel López Obrador por “lo que ha hecho en sus primeros 100 días de gobierno”, pero pidió que no se olvide de Guerrero y de Acapulco, que necesitan turismo y su gente requiere empleo. La crisis afecta a numerosa población de Acapulco, un puerto de incomparable belleza natural con su “Acapulqueña, linda acapulqueña”, que inspiró a Agustín Ramírez, autor de composiciones musicales, entre ellas “Ometepec, bello nido de infinitas ilusiones”, donde el gobernador Astudillo Flores entregó obras de beneficio educativo y social.

La expresión “ganar o ganarse la voluntad” no es como la reiterada frase del español Baldomero Fernández-Espartero “cúmplase la voluntad nacional”, considerada una muletilla o expresión innecesaria con la que intentó encubrir su retirada de acciones que no derivaban de la voluntad del pueblo. En tiempo remoto y presente, apliquemos la idea del bien con la ética platónica, que “está en la cumbre de todas las ideas”. Y con la idea de voluntad, afecto, cariño y amor, el Eros platónico, según, es la tendencia que eleva y espiritualiza al ser humano y lo acerca al mundo de las ideas. Hay coincidencia y oposición de ideas en la voluntad de hacer y decir las cosas.

El gobernador Héctor Astudillo Flores y la presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo, coincidieron en rechazar que Acapulco sea “la ciudad más violenta del mundo”, información difundida por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal  (CCSPJP). Lo anterior, con la siguiente idea socarrona:

—Tu casa es la más violenta del vecindario.

—¿Por qué? —La otra noche escuché fuertes detonaciones y gritos alarmantes.

—¡Ah!, era una fiesta de cumpleaños con el trueno de los cohetes y las hilarantes carcajadas de hombres y mujeres.

Ocurre cuando no se conoce a fondo lo real de algo.

Y si ya citamos la palabra abstracta amor, que muchos prefieren llamarle querer, su enemigo, el odio, del aborrecimiento de una persona a otra que le impulsa desearle el mal o alegrarse de su desgracia, es causa de que familias abandonen lugares de origen para buscar destinos más seguros. Es lo que pasa con los peregrinos por tierras extrañas, lo que trae el recuerdo de una periodista norteamericana, una mujer de la inspiración divina. El gobernador de Yucatán, Felipe Carrillo Puerto (1872- 1924), vivió un idilio con Alma Reed, quien la llevó a pedirle a su paisano, el compositor Ricardo Palmerín, una canción para su amada y, con poesía de Luis Rosado Vega, nació “Peregrina, de ojos claros y divinos […] mujercita de labios purpurinos”. Venga la frase musical coincidente “tu boca de púrpura encendida” en poética letra de Ricardo López Méndez con música de Guty Cárdenas: “Yo sé que nunca besaré tu boca”. Bueno, si no se lava uno bien los dientes por falta de voluntad.

Comparte con tus amigos










Submit