La importancia de las propuestas (I)

La importancia de las propuestas (I)

Comparte con tus amigos










Submit

Señalamos en este espacio que el día que en este país ya no haya corrupción, ese día el PRI, si no desaparece, sí cambiará radicalmente, será irreconocible; entonces sí será un “nuevo PRI” y no el de siempre, que cada vez es peor ¿cuáles serán sus características? No lo sabemos, pero con seguridad ya no será el mismo; a los que conocen al nada nuevo PRI y lleguen a conocerlo en un futuro, se dirán “ahora sí hay un cambio”, se sorprenderán, pero lo recalco, esto sólo sucedería si dejara de haber corrupción. Y podemos afirmar también que cuando encontremos el camino que nos lleve al crecimiento y al desarrollo económico, el país será otro, la sociedad se transformará radicalmente, habrá menos desigualdad, la gran mayoría de sus habitantes serán de clase media próspera, muy fuerte y amplia, es decir, habrá menos pobres que serán menos pobres, lo ricos serán más y menos ricos; la economía también será otra, tendrá dinamismo, no todo el tiempo estará estancada como hoy en día, es decir; en los ciclos económicos, el periodo de prosperidad será más amplio que el de la depresión; por otro lado, la preocupación de la política económica de la nueva economía será la del pleno empleo y por lo mismo, habrá menos desempleo; etc., etc., dichas políticas económicas tendrán como objetivo la producción real, la del crecimiento económico. La política económica de hoy, consiste sólo en controlar la inflación, mantener las finanzas públicas equilibradas, etc., se ocupa más de la economía financiera y no de la economía real, etc., etc.,

También, cuando exista en este país un crecimiento económico sostenido, compartido y sustentable, también tendremos un régimen político diferente al de hoy, empezando porque será realmente democrático, los ciudadanos estarán auténticamente representados por los partidos políticos y los órganos del gobierno, como son el Congreso y el Ejecutivo; los partidos políticos serán diferentes, decentes, de ciudadanos y no de clientelas ni populistas. Tendremos un Estado de Derecho.

En general, cuando tengamos esa nueva economía, “asociaremos la idea de funcionarios a la de una burocracia al servicio de los ciudadanos”, lo que será muy diferente a la idea que hoy tenemos de la burocracia política, que consiste en la de “la explotación, el nepotismo, las estafas en pequeña y en gran escala, mismas que se consideran como la norma de actuación gubernamental, más que como una rara excepción”. Conoceremos nuevas formas de hacer política. Las actuales prácticas políticas se deben al subdesarrollo económico, en el cual grandes contingentes de trabajadores quedan fuera del sistema económico, sin empleo, de ahí el populismo. Por tales motivos, es importante analizar los ofrecimientos que nos harán los precandidatos y luego candidatos; que dichas propuestas sean reales, viables, creíbles y que tengan sustento, es decir, que nos expliquen el “que” y el “cómo” de tales propuestas, si se trata de gastos, que nos digan de dónde sacarán los recursos para llevarlas a cabo.

Comparte con tus amigos










Submit