La increíble historia de la pareja que ganó boletos el Super Bowl

La increíble historia de la pareja que ganó boletos el Super Bowl

Comparte con tus amigos










Submit

Miami.- Cuántas veces no hemos soñado con abrir una bolsa de papas y encontrar el cupón ganador de por lo menos 50 pesos que ayuden a terminar el día con una sonrisa como el logo que antes tenía Sabritas.

El 99 por ciento de nosotros está predestinado a solo leer “sigue participando”. Pero hay uno en un millón que puede decir que la diosa fortuna le sonríe como Sabritas, juro que no es comercial, pero la nostalgia de esa imagen me llama a no escribir una sola.
En 2017 la esposa de Lyle Randa encontró una de las 37 mil latas doradas de cerveza BudLight que se pusieron en el mercado de Estados Unidos y que formaban parte de una promoción para obtener al ganador de boletos del Super Bowl de por vida.

En un país de más de 300 millones de personas —muchos de ellos entusiastas por la bebida–, 37 mil es un número muy pequeño. Pero tener uno de estos envases no era lo único que se tenía que hacer. El bote .–como dicen en el norte de México– contenía un número que había que registrar para un sorteo del cual saldría el afortunado dueño de entradas al juego más importante de la NFL.

La señora Randa hizo feliz a su marido que por 51 años tendría derecho de estar en cada uno de los Super Bowl que le apetezcan.
De esta forma fue a Houston para ver triunfar a los Patriots, viajó a Minneapolis en la gran victoria de los Eagles sobre los Patriots y el año pasado volvió a ver a los Patriots venciendo a los Rams.

Para muchos seguidores de la NFL, esto parece más un castigo o una penitencia por pecados en otra vida.

El doble regalo llegó esta campaña del brazo potente de Patrick Mahomes. Originario de Wichita, Kansas, Lyle es un seguidor de los Chiefs de Kansas City desde hace 56 años, al menos eso dice él.

“I have been a Chiefs fan since day one, since 1964”, que en español mexicano significa: “soy de Chiefs desde la cuna”.

Por primera vez en 50 años, la organización de Kansas City disputará un Super Bowl, algo que se escucha tan viejo como el antiguo testamento. De hecho fue en esa edición de 1970 cuando la final de la NFL se bautizó como Super Bowl.

“Es mi sueño hecho realidad ver a los Chiefs ganar el Super Bowl y si alguna vez fuera a otro Super Bowl no me importaría porque podría decir que estaba allí para verlos ganar”, dijo Randa –o eso entendí que dijo-.

Los Randa son dueños de dos boletos por juego. Debe estar presente para usarlos. Tampoco puede vender los boletos, sino ya tendría varios miles de dólares porque quién siendo fan de cualquier otra organización hubiera querido ver a los Pats.

Comparte con tus amigos










Submit