La industria del chantaje

La industria del chantaje

Comparte con tus amigos










Submit

La falta de aplicación del estado de derecho, sí, de las leyes, el “huácala” y el “fuchi”, “los voy a acusar con sus papás y sus abuelos” “abrazos y no balazos” y el “pórtense bien”, han dado como resultado una ingobernabilidad monumental y el nacimiento de una industria en México llamada chantaje.

Claro, la usencia de poder se llena. Pero ¿Quiénes llenan la ausencia de poder?… las lacras sociales, los ponzoñosos y poderosos poderes fácticos, los disque luchadores sociales, los anarquistas, las mafias criminales, los dirigentes obreros y empresariales, los politicastros y bueno, hasta los chimuelos que mascan tuercas llenan los vacíos de poder y se convierten en verdaderos contrapesos del ponzoñoso presidencialismo, que hoy gobierna AMLO, pareciera aspirar al Premio Nobel de la Paz cada vez que jura y perjura que “nosotros no vamos a caer en la tentación de reprimir, a nadie”.

El grotesco e indignante episodio, protagonizado por los disque estudiantes normalistas de la Escuela de Tenería en Villa guerrero, Estado de México, nos deja en claro que la industria del chantaje en México, llegó para quedarse. Esos delincuentes o seudo estudiantes secuestraron en las últimas dos semanas 92 autobuses de autotransporte de pasajeros con sus respectivos choferes, y no los liberaron hasta que la sub Secretaría de Gobernación, a cargo de Ricardo Peralta Saucedo acordó con los secuestradores liberar a sus presas mediante el otorgamiento de casi 80 plazas magisteriales para los alumnos egresados de dicha normal, en la que, según los choferes secuestrados y sus líderes, impera la venta de drogas al más alto nivel.

Pero, además, esos muchachitos malcriados asesinaron a uno de sus profesores que denuncio el mercado de las drogas hacía el interior del plantel, y le sacaron un ojo a uno de los choferes secuestrados. ¿Quién responde por esos delitos? … ¡Nadie! ¿De qué sirve el gobernarcito del Edomex, Alfredo del Mazo, estará pintado en mochila de indio o dormido en sus laureles? Pero además esa entidad del país la que prometió convertir en el Estado más seguro de la república, hoy es líder nacional en feminicidios, asaltos a mano armada a trasportistas y tránsenles, en general. No hay gobierno, pues.

¿De qué sirven las leyes ante esos delincuentes que pueden secuestrar, matar, robar o destruir comercios? ¡De nada, no sirven de nada las leyes!

Pero el presidente de la república no entiende lo que significa “el respeto al derecho ajeno es la paz.”, a pesar de que dice ser adorador de Benito Juárez. Usted y yo sabemos, pero no a si el presidente que “nuestro derecho termina en dónde comienza el derecho de los demás” y para eso están las leyes, para dar al César, lo que del César y a dios, lo que es de dios”.

Comparte con tus amigos










Submit