La libertad de expresión

La libertad de expresión

Comparte con tus amigos










Submit

No bien pasan las festividades navideñas en que desea lo mejor a parientes, amigos, conocidos y desconocidos, se habla de perdón y afectos, cuando las redes sociales con sus troles y quienes se dejan enganchan en las campañas de odio, hacen que esos buenos deseos se pierdan. Estos días navideños colocaron como tendencia en redes sociales virtuales al comediante El Costeño en el banquillo de los acusados, por un chiste a costillas de presidente de la república.

La broma no es la primera ni el última que se dirá en contra de un presidente de México. Quizá ningún medio de comunicación los publique en sus espacios, reservados para la caricatura, pero fueron y son expresiones populares las que les dieron vigencia. Muchos se rieron y se han reído de esos chistes sin que pase nada.

De Zedillo se dijo que era una toalla íntima porque estaba en el mejor lugar por un hecho de sangre, de Fox que estaba loco, de Calderón que era un borrachín, de Peña Nieto que era muy tonto… ni se les quitaba el oropel ni se armaba la guerra civil, todo era risa y diversión, que era lo único que quedaba frente a las tropelías de los gobernantes. Y claro los opositores radicales a estos gobernantes consideraban que esas burlas y bromas como parte inherente a la libertad de expresión

Pero algo ocurrió del 2018 para acá. Los simpatizantes de Andrés Manuel López Obrador consideran que su popularidad lo debe exentar de las bromas y los chistes. Y están dispuestos a linchar en las redes sociales a quien ose tocarlo con un chascarrillo, ya no es libertad de expresión sino una ofensa popular. Si las figuras del ejército mexicano y la virgen de Guadalupe que anteriormente eran tabú para hacer gracejadas, lo es ahora la de López Obrador.

Definitivamente en estas fechas la libertad de expresión pasa por circunstancia difíciles. Cada grupo social junto con su causa a defender esta acotando sobre lo que se puede hablar, cómo se debe hablar de acuerdo con sus propias sensibilidades. El cerco que se le está imponiendo a la libertad de expresión con lo políticamente correcto la esta coartando. El cerco es en torno a sus creencias, a lo que han santificado, porque cuando esas burlas vienen de esos grupos hacia otros es concientización y reeducación.

Estas nuevas sensibilidades y formas de coartar la libertad de expresión se reflejan en varios temas y cargas ideológicas. La más reciente es la de El Costeño, pero hay otras que se han manifestado en las últimas fechas.

Por ejemplo, la exhibición de un cuadro en el que se muestra a Emiliano Zapata afeminado, por lo cual protestaron familiares y organizaciones de campesinos, que consideraron una representación ofensiva a su memoria. Quienes apoyaron la muestra pictórica señalaron que esos ataques eran un ataque a la libertad de expresión, y que mostraban las fragilidades de la masculinidad mexicana.

Sin embargo, en los últimos años mucha gente esta aprendiendo a hablar de nuevo para expresarse de una manera políticamente correcta, porque una expresión mal empleada en torno al movimiento lésbico gay puede ser considerada como homofóbica y del lenguaje de odio. Así este movimiento ha acotado la libertad de expresión al respeto a sus preferencias y comportamientos, pero cuando se trata de herir las sensibilidades de otros, como este caso de los simpatizantes de Zapata, lo pueden hacer y si estos reclaman entonces son intolerantes y coartan el derecho de expresión.

Estos dos, son apenas reflejos de como quienes de perseguidos se tornaron en perseguidores. Son una muestra de cómo la libertad de expresión es también una muestra de la doble moral, antes, durante muchos años, los presidentes mexicanos fueron objeto de burlas y bromas, pero ahora, con este no puede ser así; y como un movimiento por los derechos se oponen al derecho de otros a expresarse en contra de algo.

En la tendencia de ese camino pronto se podrán expresar sólo aquellos que estén de acuerdo en los temas de moda, y quienes no lo estén, entonces como dice una de las teorías de la sociología de la comunicación, deberán estar en la espiral del silencio.

Comparte con tus amigos










Submit