La OPS advierte por repunte de COVID-19 en Latinoamérica

La OPS advierte por repunte de COVID-19 en Latinoamérica

Comparte con tus amigos










Submit

Lanzan exhorto para reforzar medidas sanitarias


Al advertir un nuevo brote “agudo” de contagios de COVID-19 en la región de América Latina y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó un exhorto para reforzar las medidas de vigilancia y prevención, además de vacunar a la población.

En la sesión informativa semanal de la organización, la directora de la OPS, Carissa F. Etienne, señaló que se ha registrado un agudo incremento de contagios por este virus en un ambiente en el que se han relajado las medidas entre la población, lo que se está reflejando en el aumento de hospitalizaciones y demanda de insumos.

“Este aumento de infecciones en la región es alarmante pero no sorprende, las variantes de alta transmisión se están extendiendo y las medidas de distancia social no se están observando tan estrictamente como antes, como resultado de ello, se oye cada vez más de informes de hospitales hacinados, escasez de suministros médicos y retos en la provisión de atención apropiada para los pacientes”, expuso.

“Con esto en mente, debemos enfrentar la realidad: no estamos comportándonos como una región en medio de un brote que empeora. Cada vez más personas están infectadas con COVID en esta región. De los últimos siete días, vimos más de los promedios semanales que vimos el año pasado y nuestras muertes semanales son mayores y superan las que se vieron cada semana en 2020.

“A pesar de la transmisión constante en muchos lugares las restricciones se han relajado, hay multitudes, aglomeraciones, las personas se reúnen bajo techo y toman transporte público con frecuencia sin máscaras. Tenemos que recordar todo lo que hemos aprendido sobre lo peligroso que es virus y lo que podemos hacer para detenerlo”, agregó.

Apenas esta última semana, dijo, más de 1 millón 300 mil personas se infectaron de COVID-19 en la región y casi 36 mil personas fallecieron como resultado de este virus. Desde el comienzo de la pandemia, apuntó, 57 millones de casos se han registrado en la región.

Advirtió que Sudamérica sigue siendo el epicentro de la pandemia en la región. Refirió que existe una “abrupta subida” en el número de casos en el Amazonas y en los estados adyacentes como Brasil, Colombia, Venezuela, Perú y algunas áreas de Bolivia.

Las variantes, indicó Carissa F. Etienne, han acelerado la propagación en las Guayanas, Paraguay, Uruguay, Argentina y Chile. Los aumentos en el número de infecciones también se reportan en el Caribe como Cuba, Puerto Rico, Curazao, Bermuda y Aruba.

Así como en el Canadá, donde en todo su territorio, apuntó, se han visto aumentos en las hospitalizaciones entre las poblaciones menores de 60.

“Lo cual lleva a inquietudes sobre la capacidad de los sistemas de salud para adaptarse al aumento esperado en casos después diseminación de las variantes”, acotó.

Recalcó que por el momento las vacunas no ofrecen garantías para detener las olas que están surgiendo de la pandemia, debido a que no son suficientes para proteger a la población de los países que están en mayor riesgo, por lo que solicitó basar la protección en medidas preventivas.

La directora de la OPS llamó a los países a trabajar en conjunto en la prevención, monitoreo vigilancia de casos para “detener la transmisión por cualquier medio posible”, con estrategias ampliadas para acelerar el despliegue de las vacunas y medidas de salud pública comprobadas.

“Necesitamos mejor colaboración entre los países y dentro de cada país, asegurándonos de que las autoridades nacionales y locales trabajen conjuntamente para rastrear y controlar el número de nuevos casos y hospitalizaciones. Los líderes a todo nivel tienen un papel crucial que cumplir para evitar que este virus se propague”, manifestó.

Precisó que en las Américas se ha administrado más de 247 millones de vacunas contra COVID-19, y desde el mes de marzo, el Fondo Rotatorio de la OPS ha ayudado a entregar más de 3 millones de dosis a nombre del mecanismo Covax a 28 países de la región.

Sin embargo dijo, que en las últimas semanas los proveedores de vacunas de Covax han encontrado restricciones, por lo que las entregas se han hecho lentas y pasarán algunas semanas antes de que se normalice el suministro.

Ante estas carencias, exhortó a los países a que “aprovechen al máximo” el número limitado de dosis, que consideren que la vida en estante que es limitada, prioricen la inmunización en poblaciones vulnerables.

Ante dudas por notificación de coágulos sanguíneos con la vacuna AstraZeneca, sugirió que continúe su aplicación, pues los casos de reacciones se han presentado en “raras ocasiones” entre las casi 200 millones de personas en el mundo.

“Esperamos que haya recomendaciones adicionales pronto, mientras tanto, es importante seguir administrando las vacunas AstraZeneca donde estén disponibles estas vacunas pueden salvar su vida y las vidas de sus amigos y su familia”, expuso. (Agencias)

Comparte con tus amigos










Submit