La pandemia continúa

La pandemia continúa

Comparte con tus amigos










Submit

Las estadísticas de contagios de la pandemia no predijeron nada. Al contrario se convirtieron en una herramienta política de confrontación y de definiciones del más alto nivel.

La pandemia vino a desenmascarar a una transición pactada entre unos, “que no son tocados” ni molestados y que al contrario, son los consentidos de la actual administración federal y por otro lado, tenemos a una población que solo es utilizada y manipulada políticamente.

Se no mintió en la primer fase, con la buena intención de tranquilizarnos. En la fase dos, se demostró la realidad, que no estábamos preparados como decían y lo peor que no había un plan de resarcimiento económico, ni educativo, y menos del sector salud.

Las prioridades son otras. No las de una población ávida de resultados medibles, cuantificables y palpables, que se sientan en el bolsillo, sin importar si el modelo es populista o no, sino que el dinero alcance a los ciudadanos para la compra de lo básico para comer y sobrevivir ante una pandemia incierta de cuando saldremos del confinamiento.

Esto ya no es cuarentena. Y el sistema productivo está al menos medianamente paralizado, porque las sanciones anunciadas no le conviene a nadie y menos a los que viven al día.

Pareciera que la actual administración federal le apostó a la incertidumbre como forma de gobierno. De actuar conforme a los acontecimiento y sobre todo de no asumir la responsabilidad, sino la de culpar de todo a las anteriores administraciones y lo que es peor, apostarle a una confrontación que en nada contribuye a una estabilidad y paz social.

A veces da la impresión que la administración federal anduviera en campaña. Como si les preocupara más los resultados electorales o las elecciones venideras y hasta su figura política.

La población está desesperada, no ve una posible salida, los organismos internacionales no auguran un buen futuro en el mediano plazo y pareciera que las cosas políticamente se han salido del control ya no digamos entre las figuras políticas visibles actualmente, sino entre los que hoy nos gobiernan.

Y lo pudimos observar hace un año con el reparto del fertilizante en la entidad, la confrontación interna de los grupos de poder era tal que se dañó no sólo el propósito de un programa bondadoso, sino la de aquellos que le apostaron a que todo saldría bien y se les salió del control, hay quienes en el ánimo de justificar han señalado que no se pueden dar resultados en tan poco tiempo, otros, también han señalado que están aprendiendo. El problema que ese periodo de aprendizaje o de equivocaciones nos va a costar mucho a todos y no sólo a los grupos de poder, también a la población y al sector productivo en general, que en corto plazo, pagaran las consecuencias.

Comparte con tus amigos










Submit