La rebelión en la granja

La rebelión en la granja

Comparte con tus amigos










Submit

La novela “La rebelión en la granja”, de George Orwell, es una fábula de animales que trata sobre la condición humana, la que se revela en una condición de poder, porque siempre se ha dicho que el poder no cambia a las personas, sino que las muestra tal cual son. Independientemente en quien estuviera pensando Orwell cuando escribió su historia, publicada en 1945, la obra es significativa en su enseñanza como toda fábula.

La historia narra cómo los animales de la Granja Manor, propiedad del señor Jones, cansados de la explotación de los humanos, deciden expulsarlos de la granja. La rebelión fue concebida por el cerdo llamado El Viejo Mayor, que no la logró ver consumada porque murió, pero los cerdos jóvenes, Napoleón y Snowball, fueron quienes lograron consumarla. Pero el poder no se comparte y siempre es para uno solo.

Luego de la expulsión de los humanos de la granja, se inscribieron los siete mandamientos de la Granja Animal; la disputa por el poder entre Napoleón y Snowball se agravó hasta la expulsión de este último, que además sirvió para justificar todos los males y las restricciones que fueron dándose durante el transcurso del nuevo gobierno de la granja. Todo lo malo que pasaba en la granja era culpa de Snowball.

La fábula, al igual que “El Príncipe”, de Nicolás Maquiavelo, es prácticamente un manual de comportamiento del poder para mantenerlo. Los mandamientos inscritos en el granero eran las consignas que se suscriben en la plaza pública, ya sean los medios tradicionales de comunicación masiva o las redes sociales, y que poco a poco, sin saber cómo ni cuándo, son cambiados.

La narrativa en el poder es muy diferente a la que se construye para acceder a él; las cosas en blanco y negro van adquiriendo sus diferentes matices y en estos cambios del discurso se van retomando los encuadres de la narrativa en el poder. Es por esto que la lectura de la novelita de Orwell es muy ilustrativa de lo que ocurre en México.

La actualidad de la historia de George Orwell en México es considerablemente atinada en muchos de los asuntos públicos.

Como la información oficial y quienes sopesan bajo sus propios procesos de aprendizaje esa comunicación y se colocan de un lado o del otro, de simpatizantes o de detractores, pueden identificarse en los personajes de la fábula.

En “La rebelión en la granja” se denota las características de la lucha por el poder, sus causas y consecuencias, quiénes son los que lo toman y quiénes lo controlan, quiénes auxilian en la conservación y cómo se van transformando durante el proceso.

Durante los años en que fue escrita y publicada la obra hasta la fecha hay cosas que no cambian, entre ellas está el efecto transformador de las ideas de quienes acceden al poder y más aún cuando se accede al poder absoluto sin ningún tipo de contrapesos.

Porque en México, a partir del segundo trienio de Ernesto Zedillo en 1997, ningún presidente del país pudo contar con la mayoría del Congreso tal como está ahora esta administración, en la que el presidente y el partido tienen la fuerza, es decir, está en una circunstancia que no se había visto hasta hace 25 años, en la que el Ejecutivo y el Legislativo estaban ligados al mismo partido, como lo es Morena.

Comparte con tus amigos










Submit