La traición no paga

La traición no paga

Comparte con tus amigos










Submit

GUATEMALA, HONDURAS Y EL SALVADOR FORMAN LO QUE SE HA LLAMADO EL “TRIÁNGULO NORTE CENTROAMERICANO”, una de las regiones más pobres del continente, únicamente detrás de Haití y el principal emisor de migrantes indocumentados en Estado Unidos desde la segunda mitad del siglo pasado.

QUE LA MIGRACIÓN ES TAN VIEJA COMO LA POBREZA Y LA VIOLENCIA ES UNA VERDAD DE PEROGRULLO, pero hay quienes no alcanzan todavía a comprenderlo, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo que resulta un tanto extraño si se toma en cuenta que algunos miembros de su familia llegaron a la nación norteña en busca de oportunidades.

EL CASO ES QUE, IRRITADO POR EL ANUNCIO DE NUEVAS CARAVANAS COMPUESTAS POR CIUDADANOS CENTROAMERICANOS QUE ATRAVIESAN NUESTRO TERRITORIO PARA LLEGAR A LA FRONTERA NORTE, EL EXCÉNTRICO PRESIDENTE ANUNCIÓ LA SUSPENSIÓN DE TODA LA AYUDA FINANCIERA A LOS PAÍSES DEL TRIÁNGULO. No es que sea una contribución generosa la que hace Washington a esta área, porque se ha venido reduciendo en los últimos años y en el presupuesto de 2019 hubo un drástico recorte de casi 40 por ciento a estos fondos. Así pues, Guatemala recibiría 69.4 millones de dólares; Honduras tenía programada una ayuda de 65.8 millones, y El Salvador obtendría 45.7 millones, cifras a todas luces insuficientes para las enormes necesidades que hay en la zona.

PERO BUENO, DEL LOBO, UN PELO, Y ES VERDAD QUE EN GUATEMALA, POR EJEMPLO, LA MAYOR PARTE DE PEQUEÑOS Y MEDIANOS PROYECTOS DE DESARROLLO SOCIAL, COMUNITARIO, CAMPESINO O PARA MICROEMPRESAS SE OBTIENEN POR MEDIO DE ORGANIZACIONES VINCULADAS CON LA AGENCIA ESTADOUNIDENSE PARA EL DESARROLLO INTERNACIONAL (USAID). De esta manera, se mantienen bajo estricto control e incluso se les da un sesgo ideológico a estos programas bajo el viejo principio de que el que paga manda. Ahora, el presidente Trump ordenó suspender esta pequeña ayuda y el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, inició el procedimiento para informar al Congreso sobre la medida, que va en sentido contrario a lo que se requiere.

CON UNOS CUANTOS MILLONES DE DÓLARES DE AYUDA, DE LOS QUE UNA BUENA PARTE SE QUEDA EN EN TRÁMITES Y SALARIOS DE MISMOS FUNCIONARIOS ESTADOUNIDENSES QUE LOS HABILITAN, ninguno de esos tres países conseguirá el desarrollo y salir de la pobreza, pero siempre había alguien que se beneficiaba. Me pregunto cómo se sienten hoy los gobiernos de Honduras y Guatemala, que con tanta presteza han seguido las instrucciones de la Casa Blanca en temas, por ejemplo, como reconocer al usurpador Juan Guaidó en Venezuela o cerrar el cerco contra ese país poniéndose de espaldas a los intereses de toda la región.

GUATEMALA FUE EL SEGUNDO, DESPUÉS DE ESTADOS UNIDOS, EN TRASLADAR SU EMBAJADA EN ISRAEL A JERUSALÉN VIOLANDO acuerdos internacionales y poniendo una piedra más sobre las espaldas del sufrido pueblo palestino. Una lección interesante para esos gobernantes: ni la traición paga ni Estados Unidos tiene amigos, solamente intereses.

FIN.

Comparte con tus amigos










Submit