La vacuna que viene…

La vacuna que viene…

Comparte con tus amigos










Submit

Lo que más ha afectado a nuestro país no ha sido la falta de acceso a información oficial en torno a la pandemia, sino las interpretaciones que de ella se derivan, que son en redes sociales, principalmente.

El resultado es de todos conocido, más de cien mil muertos en menos de un año.

¿Se pudo controlar cerrando los aeropuertos? ¿Pudieron haber sido menos muertos? Son miles de interrogantes de una sociedad lastimada.

A través de medios oficiales se nos decía que no había problema. Incluso hubo artistas y políticos que invitaban a salir sin precaución.

Cuando el problema se tornó serio, confinaron a la población en sus casas; y a los negocios, a cerrar sus cortinas. Los contagios comenzaron a ser masivos a partir de Semana Santa.

Pareciera que desde el gobierno solo ganaban tiempo para comprar insumos y contratar personal. Y la tan esperada vacuna llegó. Y ya hasta hay una calendarización de aplicación de la misma.

Y otra vez comenzarán los rumores, dimes y diretes, con fobias y filias al interior del gabinete y fuera de él; total, las cosas se complican cuando deberíamos estar en manos de especialistas y no de charlatanes que solo confunden a la sociedad.

Si la vacuna traerá consecuencias, nadie lo sabe, como tampoco sabíamos que perderíamos a seres queridos que fueron contagiados.

Por lo pronto, el maratón Guadalupe-Reyes tendrá que esperar. ¿O no? Pronto también lo sabremos. Porque Navidad y Año Nuevo son épocas de algarabía, de entusiasmo, de felicidad, de reencuentro, de reconciliación y de ambiente bullanguero, como lo fue en Semana Santa. Claro, ahora será con Susana Distancia. ¡Así que chiste!

Se nos ha repetido hasta el cansancio que ya nada será igual, que esta pandemia ha marcado a una generación que utiliza los móviles no solo para divertirse, sino como otra realidad construida por los mismos jóvenes.

Por lo que en honor a los que se fueron en esta pandemia, tendríamos que ser más cuidadosos y conscientes, y reconsiderar que nos faltan más médicos, más medicamentos y mejores hospitales, no solo una vacuna.

Pero en fin, veremos qué pasa.

Comparte con tus amigos










Submit