La violencia fuera de control

La violencia fuera de control

Comparte con tus amigos










Submit

A ver, a ver…El gobierno de la T4, no sale de una cuando ya entró a otra crisis. O sea le está lloviendo sobre mojado en los temas más importantes de la agenda nacional, como son economía y seguridad. No da una.

Y sí, luego del “culiacanazo” donde hasta la fecha siguen “hechos bolas” ahora estalló otra crisis con la masacre de la familia LeBaròn, en la comunidad La Mora, en Bavispe, Sonora, donde fueron asesinados vilmente seis niños y tres mujeres por criminales que no tienen mamacitas, ni abuelitas, ni entienden de abrazos, ni besos.

El titular de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien por cierto fue rebasado en un movimiento rápido por el canciller Marcelo Ebrard, al presentarse en tiempo y forma en la zona de Bavispe, dice que la familia LeBaròn fue emboscada con lujo de violencia, pues se encontró en el lugar alrededor de 200 casquillos percutidos de fabricación estadounidense. Son calibre .223, marca Remington, usadas en fusiles M-16 y AR-15, precisó.

En tanto que la secretaría de la Defensa Nacional aseguró que la masacre derivó de una confusión, ya que en la zona hubo enfrentamientos entre criminales de los grupos La Línea, con presencia en Chihuahua, y Los Salazar, en Sonora.

Luego que el Presidente López Obrador rechazó el apoyo técnico del gobierno norteamericano, el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, dijo que el FBI sí puede colaborar en la indagatoria, en vista que hay un convenio entre ambos países, sobre todo porque las personas acribilladas tienen también la nacionalidad estadounidense.

La FGR señaló que en 1994 la entonces PGR y el FBI suscribieron un acuerdo de apoyo técnico binacional en el combate al crimen organizado:

Por lo que toca a los apoyos técnicos binacionales, en agosto de 1994 la entonces PGR y el FBI suscribieron un acuerdo, que está vigente y que permite la colaboración de ambas instituciones en el combate a la delincuencia cuando afecte a las dos naciones, siempre dentro del marco jurídico de la soberanía de ambos países, todo lo cual se aplicará en el momento de la investigación que sea procedente”.

Haya sido lo que haya sido, lo único cierto es que la violencia está desatada en casi todo el país. Lo vemos y lo padecemos en los estados de Tamaulipas, Sinaloa, Chihuahua, Guanajuato, Veracruz, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas y desde luego la ciudad de México.

Poblaciones enteras están en poder del crimen organizado que ahora gozan de plena tolerancia e impunidad por parte del gobierno de López Obrador, quien cierra los ojos ante los hechos delictivos y mantiene en “el archivo muerto” la aplicación de la ley con la fuerza legítima del Estado.

Más de la mitad de territorio nacional es tierra sin ley, dice el diputado Marko Cortés, dirigente del blanquiazul.

¿Entonces para que quiere a la Guardia Nacional con 50 mil elementos? ¿Los usará para sembrar árboles? Pregunta.

Andrés Manuel señala que los recientes hechos violentos han alentado los afanes autoritarios de algunas personas; sin embargo, su gobierno no cambiará la estrategia de seguridad… ¿Cuál? ¿La de abrazos, fuchila, guàcala?

Aclara que los hechos ocurridos el pasado 17 octubre en Culiacán, Sinaloa, y el 4 de octubre en Bavispe, Sonora, contra las familias LeBarón y Langford, han provocado que haya quienes piden el uso de la fuerza y una guerra.

Brota el grito de las ranas: necesitamos fuerza, necesitamos violencia, necesitamos guerra. Bueno, hasta eso que es lamentable ayuda a la definición”, dijo.

Ante esta situación, afirmó, su gobierno trabaja en un “cambio de paradigma encabezado por la erradicación de la corrupción y la reactivación de la procuración de justicia; garantizar empleo, educación, salud..”

Desde luego el Jefe del Ejecutivo está equivocado totalmente. La realidad lo contradice; en diez meses de su gobierno van más de 30 mil homicidios dolosos, así como una alza terrible de secuestros, robos, asaltos a mano armada, etc, muchos más que en el gobierno de Calderón y de Peña Nieto.

Si pretende el “cambio de paradigma” con el combate a la corrupción, garantizar el empleo, salud, educación… tampoco será posible. Va como los cangrejos para atrás.

En once de meses de gobierno, Andrés Manuel ha destrozado la economía, hundiéndola; el empleo ha caído en términos reales; se profundiza la crisis en salud; la corrupción es mayor ahora, pues las adquisiciones millonarias del sector público son a través de asignaciones directas, es decir para los “cuates”, familiares y los alegres compadres. ¿Cuál bienestar?

Y si cree que dando limosnas a NINIS y ancianos, la violencia criminal va a cesar, estamos jodidos como país. Vaya, vaya.

Comparte con tus amigos










Submit