Las jaulas donde Donald Trump separa a niños migrantes de sus padres

Las jaulas donde Donald Trump separa a niños migrantes de sus padres

Comparte con tus amigos










Submit

A través de audios e imágenes se ha visto reflejada “la crueldad” que sufren los menores con la política migratoria de “tolerancia cero”

Fotos: AP


WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- La más reciente prueba de la crueldad que sufren los niños migrantes separados de sus padres llegó a través de una grabación de siete minutos obtenida por ProPublica.

En el audio se escucha a numerosos niños pequeños gritando “papi”, “mamita” y las súplicas de otras voces infantiles por reunirse con sus familiares. Los agentes a cargo de los menores, en lugar de consolarles, bromean y critican los llantos, como si no fuera con ellos.

“Bueno, aquí tenemos una orquesta, ¿verdad? Sólo faltaba el maestro”, se oye decir a una agente de la Patrulla Fronteriza, en español, ante los gritos desesperados de los niños.

“No me quiero separar de mi papá”, pide uno. “Me quiero ir”, dice otro. “No quiero que lo deporten”, implora otra.

El audio apareció cuando la opinión pública de Estados Unidos todavía se recuperaba de las últimas imágenes, tanto fotografías como videos, en las que se ve a menores en jaulas acostados en colchonetas en el suelo.

Las imágenes revelan como cientos de niños migrantes son separados de sus padres y esperan en jaulas creadas por malla de metal, dentro de un viejo almacén al sur de Texas.

En el suelo se observan colchonetas y grandes láminas de papel aluminio que les sirven como sábanas para que se cubran al dormir.

La instalación es el primer lugar al que llegan los inmigrantes tras ser detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza luego de ingresar ilegalmente a Estados Unidos y permanecen en el sitio por alrededor de 72 horas antes de trasladados a otros centros de detención de mayor estancia.

La Patrulla Fronteriza informó que casi 200 personas en la instalación eran menores no acompañados, mientras que 500 eran “unidades familiares” conformadas por padres e hijos.

En el sitio, las autoridades separan a los adultos que cruzaron la frontera ilegalmente y son acusados y encarcelados, apartándolos de sus hijos, en especial si estos son mayores de cinco años.

La apertura de la instalación a periodistas y legisladores, se da en el momento en que algunos sectores han expresado su indignación por la política de inmigración de “cero tolerancia” de la administración Trump que se anunció en abril pasado, bajo la cual todos los adultos detenidos tras cruzar ilegalmente la frontera son procesados y separados de sus hijos.

 

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó el pasado viernes que alrededor de dos mil menores habían sido separados de sus padres desde mediados de abril hasta finales de mayo.

MÉXICO EXIGE A TRUMP NO SEPARAR FAMILIAS

Las defensorías de los derechos humanos de México, Honduras, Colombia, Guatemala y Ecuador pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que dicte medidas cautelares para detener la política migratoria de “tolerancia cero” de Estados Unidos que separa a niños migrantes de sus familias.

Mientras, en Washington el presidente Donald Trump declaró ayer: “No nos vamos a convertir en un campo de refugiados”, cerrando así la puerta a una reconsideración de las medidas migratorias de su gobierno. “No vamos a pedir perdón por el trabajo que hacemos”, añadió la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

En este contexto, ayer se dio a conocer un audio en el que se escucha a niños pequeños llorar y llamar a sus padres mientras los agentes a cargo se burlan.

Comparte con tus amigos










Submit