Las miradas puestas en Guerrero

Las miradas puestas en Guerrero

Comparte con tus amigos










Submit

En caso de que nombren a Marcial Rodríguez Saldaña como secretario de Educación la próxima semana, quedaría vacante la dirigencia de Morena en Guerrero, por lo que será el Comité Nacional de ese partido quien en un acto de conciliación tendrá que lograr un pacto entre los grupos de poder al interior de ese partido.

Antes de que ocurra alguna fractura como la selección de candidato a gobernador en la reciente elección.

Sin embargo, a una semana de que se comience a nombrar a los titulares de las dependencias y áreas, existe mucha especulación respecto a quienes ocuparán la veintena de secretarías y más de 2 mil puestos como funcionarios del Gobierno estatal entrante.

En 2015 y luego de una década de gobiernos perredistas fueron desplazados del Gobierno estatal y los grupos de poder al interior de ese partido se reagruparon en la administración de Acapulco que encabezó Evodio y tres años más tarde en la de Chilpancingo que recién concluyó.

Morena no avanzó en número de municipios gobernados, ni diputaciones ganadas en urnas, comparada con hace tres años, por lo que en ese escenario electoral adverso se entiende que tuvieron que pactar la llegada al poder estatal.

Por eso no debe sorprender que varios de los que ya hayan estado en el gobierno repitan en sus cargos en aras de la gobernabilidad y transición pacífica.

Lo ideal para Morena sería que Adela Román Ocampo sea la secretaria general de Gobierno por su experiencia, pero ese espacio podría ser ocupado por Saúl López Sollano o por Eduardo López Betancourt.

Tampoco será raro observar perredistas en el gabinete ni personajes de la sociedad civil que participaron de manera entusiasta en las movilizaciones y en la construcción de la alternancia democrática pactada. Personajes como José Luis González de la Vega Otero o Ricardo Castillo Peña en Educación o Manuel Negrete Arias en Deportes o en Finanzas a Carlos Álvarez Reyes o a Jorge Salgado Leyva.

Aunque la presión federal y la sucesión dentro de tres años también será un factor determinante en la conformación del gabinete.

Además de ser una facultad del gobernante electo decidir sobre el nombramiento de su gabinete, pero por usos y costumbres se dará la presión de los grupos de poder y por ello la cantidad de nombres que ya circulan sobre la conformación del gabinete

Comparte con tus amigos










Submit