Las razones del odio a AMLO

Las razones del odio a AMLO

Comparte con tus amigos










Submit

Los que odian a AMLO, no son los de abajo, sino las élites políticas y económicas, así como por aquellos pillos que desean hacerse ricos o incrementar sus riquezas a expensas del erario. La razón principal estriba en que les está cancelando una fuente importantísima para su enriquecimiento, a la que consideran inagotable y están acostumbrados; tales grupos (clase política, élites económicas, “intelectuales” (orgánicos), los medios de comunicación con sus “opinólogos” o “chayoteros”, etcétera), hasta hablan de la necesidad de un Aburto. Estos últimos son unos psicópatas.

La derecha no concibe una nueva alternativa de gobierno y de “administración” de los recursos públicos diferente a la que ellos aplicaron y conocen; no aceptan que les cancelen sus privilegios porque tienen la idea de que merecen eso y más, para ellos es como el fin del mundo no contar con esa forma de enriquecerse y crear empresas, la cual consiste en la corrupción y el saqueo. Ellos no conciben otra forma de administración que no sea esa.

A los empresarios ya se les advirtió que no habrá más rescates, FOBAPROAS, que ya no se les darán subsidios a las empresas y, que no habrá compras de empresas en bancarrotas, quebradas; que no se permitirán evasiones ni condonaciones de impuestos, además, que no habrá respaldos por Hacienda federal a sus deudas contraídas en el exterior (ni nacionales); y lo más importante, que no habrá corrupción, moches, saqueos, etcétera.

De igual forma, se le dijo a la “clase política”, que en el Gobierno federal habrá austeridad, que no habrá derroches, despilfarros, dispendios; que no se permitirá que los funcionarios tengan sueldos desproporcionados y, más elevados o estén arriba que el del presidente, asimismo, que no se tolerará la corrupción, que no avalará deudas de los gobernadores, y que no endeuden a sus estados, a estos también se les exhorta a que gobiernen y administren con austeridad y honradez, etcétera (es como pedirles peras al olmo).

A los medios de comunicación también se les dijo que será muy poco o nulo el “gasto en publicidad”; a los expresidentes que ya no habrá partidas secretas ni pensiones millonarias (el robo perpetuo); a los políticos PRIANISTAS que no habrá arreglos en lo obscurito, ni “cochupos”, que no se tolerarán fraudes electorales. Que este ya es un delito grave.

El odio a AMLO es que el delito de corrupción pasó a ser un delito grave, quien lo cometa no recuperará su libertad bajo fianza. AMLO es odiado porque ya no endeuda al país, deudas públicas externas que solo benefician a las élites, y a veces ni a ellos por sus idioteces.

Comparte con tus amigos










Submit