Los nuevos mapaches

Los nuevos mapaches

Comparte con tus amigos










Submit

Mapache, proviene del náhuatl mapach, que quiere decir que es un animal “que tiene manos” y garras delanteras para depredar y someter a sus presas. En la vida democrática de México, el término mapache se le da a las personas o partidos políticos que llevan a cabo triquiñuelas electorales deshonestas para vencer a los contrarios. Las usó el PRI, el PAN y todas las lacras sociales llamadas partidos políticos para permanecer agarrados de la ubre presupuestal de nuestros dineros públicos y valiéndose del engaño, que en política se remonta a más de mil 500 años a.C. cuando el chino Sun Tzu escribió “El Arte de la Guerra” que se puede resumir como el arte de engañar al contrario.

Con esa práctica deshonesta, el llamado Partido Bisagra de México, esa lacra social que se conoce como Partido Verde Ecologista de México, acaba de ser multado por el INE con 40 millones 900 mil pesos y el retiro de propaganda por un año, por haber utilizado durante las elecciones federales del 6 de junio a influencers del medio artístico que difícilmente se quitarán el sello de “los nuevos mapaches de la política”. Los nuevos mapaches de la política azteca tuvieron una influencia preponderante en el electorado usando las redes sociales para que la gente votara por ese corrupto partido político, al que la autoridad electoral debió cancelarle el registro por su tramposa violación a las leyes electorales, lo que hizo exactamente con el partido México Libre. En ese caso, el árbitro electoral de México pecó de rigorista, pero en el caso del Partido Verde no midió con el mismo rasero, seguramente por algún extraño arte de la política, pues el Partido Verde ha servido históricamente como partido bisagra para que los gobiernos en turno lo usen de manera corrupta para aprobar leyes y ordenamientos que en muchos de los casos resultan verdaderas traiciones y ultrajes a la dignidad popular del pueblo.

El Partido Verde se ha convertido en un mal necesario para los gobiernos en turno, aprovechando que muchos incautos mexicanos en más de cuatro puntos porcentuales siguen votando ingenuamente por un partido enemigo de los mexicanos y al que lo menos que le interesa es la preservación del medio ambiente. Es una lacra social que finca su poder en el lucro político y el engaño a la sociedad, como ahora lo hace con los nuevos mapaches electorales a los que pagó conservadoramente unos 20 millones de pesos que se tradujeron en votos suficientes para no perder el registro, lo cual habría sido catastrófico para Andrés Manuel López Obrador y Morena que no habrían alcanzado ni siquiera la mitad de la Cámara de Diputados.

Esos nuevos mapaches electorales se convirtieron para el presidente y su partido en razón de Estado. ¿Hasta cuándo mis compatriotas aztecas sabrán lo que representa realmente cada veneno político en México?

Comparte con tus amigos










Submit